Déjame te pregunto

¿Por qué y para qué votar mañana?

Saturados los medios esta última semana informando de lo que ocurrirá mañana, en lo personal la de hoy y seguramente la de la siguiente semana serán columnas relativas también a esto.

Y no porque no existan otros temas de los cuales conversar, hay muchos, pero este en particular debe ser sin duda el que a usted, a mí y a todos nos ocupe, estamos escogiendo qué pasará en el Estado los siguientes años.

Se acabaron las campañas políticas, los mítines, los cientos de mensajes en redes sociales, los debates, los dimes y diretes, la entrega de despensas y regalos, perdón, me equivoque, quise decir la “repartición” de materiales de “ayuda” para la población, en fin, la cosa es que este domingo será un día para recordar, ya que saldremos a votar.

Con un padrón cercano a los dos millones de votantes, renovaremos gubernatura, congreso local y alcaldes para los 84 municipios. Nuestro Estado junto con Colima, Quintana Roo, Estado de México, Veracruz, Campeche, Coahuila, Tamaulipas y Durango son de las nueve entidades que nunca han tenido alternancia, es decir siempre ha ganado el PRI, ya van para el siglo de ser así y sin un candidato de peso que pueda romper esa hegemonía, todo apunta a que Hidalgo seguirá igual.

El partido en el poder por estas tierras con su fórmula de alianza electoral que le ha dado victorias, seguirá cosechando triunfos; actualmente domina las presidencias municipales y de igual forma tiene mayoría marcada en el Congreso con 17 diputados. Pero más allá de eso, tiene lo que yo llamo su “maquinaria perfecta” lo que le asegura un amplio porcentaje de triunfo por acá, su estructura partidista y la orientación al voto son de todos conocidos, y no estoy hablando de mapachadas, como el carrusel o que voten muertos, hablo de que es gente que conoce muy bien la ley electoral, lo que se puede o no se puede hacer y ha sabido aplicarlo en todos los puntos del Estado, ahí, en las casillas electorales donde usted y yo vamos a ir, así que el anular votos por ser incorrectos, el quitar al presidente de casilla por no acudir en tiempo y forma y poner a alguien a modo, por no decir más, son cosas que la ley permite y que estas personas aplican si es posible, a pie puntillas. Finalmente como me diría un viejo político: “Todo suma y si la ley lo permite, con mayor razón”.

El voto no es cualquier cosa pese a que se insista en ningunearlo ¿Por qué votar? Porque es un derecho ciudadano ganado legítimamente; por favor, le pido que no lo anule, no sirve de nada, si usted vota, va a elegir a las personas que lo representarán de manera política durante un periodo, el ganador repercutirá en sus intereses, así que infórmese de todas las propuestas que hay y dé su confianza (votando) con quien sienta que puede aportar más.

Debe votar porque si los resultados no le gustan sería incongruente que se quejara si es que no lo hizo, ya sé que en su mayoría tenemos decepciones grandes de los políticos de Hidalgo, y terminamos por criticar la forma de gobierno o la manera de ejecutar algunas acciones, pero estoy convencido que cada elección es el momento ideal para cambiar lo que queramos, y elegir mejores propuestas que nos parezcan de mayor beneficio para la Entidad.

Así que ¿Para qué votar? Para contribuir con nuestra parte a que se haga democracia, para escoger a hombres y mujeres con verdadero liderazgo, compromiso y deseos de cambio. Personas que serán agentes de cambio, que dirigirán las acciones para la edificación de nuestro Estado y la construcción de una sociedad más justa, prospera, equitativa y legal donde el bien común sea el que prevalezca entre toda la ciudadanía.

¿Iluso? ¿Soñador? ¿Inocente? No quiero pensarlo así, el párrafo anterior es para mí, la mejor descripción que puedo tener en cada votación, esperando que se cumpla y que realmente tengamos el Hidalgo que todos merezcamos.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx