Déjame te pregunto

¿Y de dónde vendrá el dinero para Hidalgo?

Estamos en el séptimo mes del año y ya a nivel Estatal se está empezando a hablar de los dineros para el 2016 y la cosa no es para menos ya que los recortes presupuestales serán aún más crudos que los vividos en este 2015.

Recordemos que a inicios de este año el Presidente Peña confirmó que a partir del 2016, deberá haber un rediseño integral del presupuesto que será considerado como de “Base Cero”, para rediseñar lo que se venía haciendo en gobierno y con ello ajustar y cambiar las políticas públicas que ya no corresponden a la realidad del país.

Este famoso concepto de Base Cero es una metodología de planeación y presupuesto que busca reevaluar cada año todos los programas y gastos del gobierno a todos sus niveles.

Debe en su elaboración proporcionar información detallada sobre los recursos económicos que se necesitan para lograr los resultados planeados, evidenciando cuando existe una duplicidad de esfuerzos.

El proceso de elaboración del presupuesto Base Cero, consiste en establecer programas y proyectos, fijar metas y objetivos y tomar con esto decisiones basadas en políticas básicas para el buen funcionamiento gubernamental.

De tal forma que a partir del año entrante nuestro gobierno (esto incluye al Estatal), enfocará ahora su atención hacia el dinero necesario para los programas que operará en lugar de enfocarse al porcentaje de aumento o reducción del año anterior, algo típico que se venía haciendo desde muchos sexenios atrás. Se pretende así, asignar recursos financieros de manera eficiente y eficaz.

No por nada en la última reunión de la CONAGO,  Don Paco Olvera fue muy claro al comentar que Hidalgo se sumará a esta nueva indicación de manejo de los dineros, y que pedirá a cada Secretaría de Estado y Municipio que justifique su presupuesto solicitado totalmente y en detalle, les pedirá comprobar porqué se debe de gastar el dinero que piden y así ayudar a la mejor toma de decisiones y una óptima asignación de recursos para obras con un verdadero beneficio social, sin olvidar (y aquí tranquilizó a más de uno) de dar continuidad a las obras y acciones ya existentes pero que deberán tener un ahorro presupuestario.

Lo anterior a todas luces nos indica que no habrá un crecimiento de recursos para el presupuesto 2016 de Hidalgo, por el contrario, deberemos esperar recortes en dinero sobre todo en las dependencias cuyos programas o acciones no hayan cumplido las metas que se propusieron, así que a más de uno todo este asunto de “Base Cero” seguramente no lo tendrá muy contento, especialmente a los partidos políticos, no se le olvide que el año entrante el asunto será “histórico” ya que habrá elecciones en todos los niveles no solo para gobernador, y desde ya varios de ellos están preguntando cuanto les va a tocar para poder operar.

La realidad de lo anterior es que si nos vamos a la Ley Electoral, el dinero que el Estado les tendría que dar sería una reverenda grosería para como están las cosas, así que lo más seguro que es que también se tendrán que ajustar.

Y es que recordemos que los dineros que gasta nuestro Estado provienen de pago de servicios que hacemos nosotros los ciudadanos Hidalguenses como licencias, cuotas, multas, etc. otro rubro es por supuesto el pago de nuestros impuestos y la cruda realidad es que la mayoría de lo que aquí se gasta son recursos enviados por el Gobierno Federal.

Año con año se elabora el presupuesto de egresos de la federación, que no es otra cosa que el documento que nos indica en qué se va a gastar nuestro dinero el gobierno y uno de esos gastos se le conoce como “Gasto Federalizado” que es el dinero que el Gobierno de la República entrega a los Estados y Municipios para impulsar el desarrollo regional y cubrir las necesidades de las poblaciones locales, de ahí proviene la mayoría del dinero que Hidalgo gasta, dicen los que saben que representa algo así como 90 centavos de cada peso que se tiene, es decir, una enormidad.

La mayoría de esta “lana” nos llega a través del Fondo General de Participaciones y tiene la maravilla de ser no condicionada, esto es que la Entidad Federativa, en este caso Hidalgo, tiene la autonomía de determinar el destino de todos estos recursos.

Recursos que en estricto sentido deberían estar siendo usados en apego al Plan Estatal de Desarrollo presentado a inicios del sexenio, y que en honor a la verdad la actual administración Estatal parece que así lo está haciendo. Gastándolos en Desarrollo Social, Educación y envío de dinero a los Municipios.

En fin, que año con año la cosa del gasto se vuelve de mayor observancia y lo que llegue (en dinero), deberá ser muy bien administrado por quienes nos gobiernan y por supuesto mucho mejor fiscalizado por parte de nosotros los ciudadanos, quienes por obligación deberemos involucrarnos más en su vigilancia y en su uso, para así fortalecer una cultura de transparencia y rendición de cuentas.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx