Déjame te pregunto

¿En política hidalguense “alineaditos” se ven más bonitos?

La ruleta ya giró y la fiesta electoral en esta semana por lo menos en el PRI ya comenzó, no podía dejar pasar este tema aunque ya se habló mucho del mismo, sin embargo, lo acaecido resulta por demás interesante.

Hidalgo tiene siete curules disponibles para la Cámara de Diputados, mismos que serán peleados entre sus partidos políticos registrados oficialmente el siguiente 7 de junio, cuando se efectúen las elecciones nacionales para elegir a diputados federales; por cierto, serán las primeras elecciones en donde la autoridad rectora será el Instituto Nacional Electoral, que suplió (esperemos que no solo en nombre), al antiguo Instituto Federal Electoral, veremos cómo le va.

A diferencia de un diputado local, el cual solamente hace leyes y decretos de observancia estatal, el diputado federal resuelve problemáticas a nivel federación, es decir, con todos los estados del país, incluyendo el propio.

En estos días el único partido que se hizo presente fue el actual en el poder, y cuatro fueron sus “ungidos” para buscar una silla en el Congreso, doña Gloria Hernández buscando Tepeapulco; Pedro Luis Noble Monterrubio quien era Secretario de Salud para buscar Actopan; el “eterno” Alfredo Bejos por Pachuca, esto sorprendió a muchos sobre todo porque llevaba menos de un año al frente de la Secretaría de Turismo, y cerró Fernando Moctezuma queriendo quedarse con Tula.

Van cuatro y quedan tres distritos al menos al cierre de esta edición, veremos quien más sale en la fotografía, eso sí, van tres hombres y una mujer como precandidatos, la equidad de género pide mitad y mitad, así que, de los que faltan al menos dos mujeres más serán.

Y es que el PRI estatal de siempre a sido un estandarte a nivel nacional, la mayoría de las veces (por no decir que casi todas) ha ganado, se ha llevado inclusive el carro completo. Que como para están las cosas hoy, no sería extraño que se repitiera en estas elecciones venideras.

Su secreto es conocido por todos: bases sólidas, planeación anticipada, una relación muy cercana al gobierno estatal, asignación de recursos de forma “estratégica” y sobre todo, una obediencia absoluta en cada uno de sus miembros.

Baste ver lo que paso en estos días cuando sin decir agua va, Doña Amalia Vargas Olguín y después de que Monterrubio ya se había inscrito como precandidato, llegó a la sede partidista a presentar también su registro, eso a más de uno dejó boquiabiertos, porque no llegó a escondidas, si no todo lo contrario, arribó mostrándose por todos lados y diciendo que ella era una militante de hueso colorado de muchas décadas ya de servicio en el partido, con más experiencia que el Secretario de Salud y que “merecía” también ser tomada en cuenta.

Cuentan las malas lenguas, que los celulares comenzaron a sonar en las oficinas más importantes de Avenida Colosio y de Plaza Juárez informando del “desacato”, eso no estaba en el libreto y era una afrenta garrafal.

Lo que a mí en lo particular mi querido lector me sorprendió más, es que solo pasaron horas para que las aguas volvieran a la calma.

Al día siguiente y en conferencia de prensa tipo “fast track”, apareció Amalia con carita muy seria (por no llamarlo de otra manera), a decir que siempre no, que por “voluntad propia” se retiraba, y lo mejor fue cuando dijo que Pedro Noble era un “tipazo” con amplia trayectoria y que merecía ser él, quien buscara ser Diputado Federal, ¡caray! si también dijo que se sumaba a su proyecto político ¿cómo la ve?

Hasta con menos de dos dedos de frente entendemos lo que paso ¿verdad? y eso es precisamente el ejemplo vivo de lo que le digo, en el PRI sus militantes son gente “alineada y por la derecha”.

Quizá a muchos no guste, pero los resultados en términos globales les dan la razón, este partido es hegemónico en Hidalgo, no hay quien le gane y parte de su éxito está en sus reglas internas tan claras y que todos acatan.

Eso es lo que a todos los demás les hace falta, porque por lo menos al día de hoy, no veo ningún otro partido político que les pueda ganar, estos están más metidos en pugnas internas, están fracturados y carentes de liderazgo, en pocas palabras, están desunidos.

El día que entienda esa militancia que la unión y la “alineación” es lo que hace la fuerza, comenzarán a ganar poder y entonces sí, al menos algo de “sombra” le podrán hacer al actual jerarca.

Mientras tanto, como dicen por ahí: ni pintan, ni pintarán en el mapa electoral de estas siguientes elecciones, veremos qué pasa, igual y en estos meses las cosas cambian.

Que pase usted un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx