Déjame te pregunto

¿La paz sea con nosotros?

Hablar de paz no es cosa fácil, más aún como están las condiciones en nuestro país: muertos al por mayor, fosas clandestinas, desaparecidos, asesinatos del crimen organizado y un largo etcétera más, es lo que en varios medios (generalmente los no oficiales) leemos y escuchamos.

Sin embargo y a pesar del párrafo anterior, las cifras al menos las que nos muestran quienes nos dirigen, han ido mejorando. El término paz es un constructo de origen latino “pax” que es toda una dicotomía, ya que en un sentido, el positivo es un estado de tranquilidad y quietud, en cambio en sentido negativo se define como la ausencia de guerra o violencia; en ambos casos los conceptos sirven para definirla; a nivel social, el gobierno la entiende como el mantener buenas relaciones entre las personas, las comunidades, los estados, los países, etc.

Hoy estamos mejor que antes, el País aunque de diario nos muestre algunos “muertitos” en sus notas periodísticas, va caminando. Por ello llamó mi atención el estudio que publico hace unos días el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), que tomó como base el estudio hecho a su vez por el Instituto para la Economía y la Paz llamado: Índice de Paz México y en donde pone al mismísimo Estado de Hidalgo en primer lugar, o sea que somos el lugar más seguro para vivir, así como lo oye.

Junto con nuestro Estado, Yucatán, Querétaro, Campeche y Tlaxcala conforman el “top five” de México en lugares donde la paz hasta se respira, por el otro lado los más “malitos” fueron Sinaloa, Morelos y Guerrero y la verdad pues al menos estos últimos si están bien ganados.

El Índice de Paz México al parecer es un estudio bastante sólido y exhaustivo sobre el tema, se usaron siete indicadores para construirlo, los cuales a continuación se los menciono y también le platico lo que para este instituto incluyen:

Homicidio que incluye asesinato, infanticidio, culposo y relacionado con drogas. Crimen violento que incluye violación, robo y asalto agravado. Crimen con armas que mide los crímenes en donde se usan armas de fuego. Crimen organizado que incluye a la extorsión, el secuestro y aquellos relacionados con drogas. Encarcelamiento que muestra el número de personas mayores de 18 años condenados a prisión. Financiamiento de la policía que refleja cómo se asignan los recursos a los Estados y finalmente el indicador de la Eficiencia de la justicia que es la proporción de homicidios sentenciados de acuerdo al número total de homicidios. Que a este último por la definición que nos dan, sería correcto llamarlo eficacia de la justicia, pero esa es mi humilde opinión.

Como lee se ven buenos y sólidos indicadores que permiten al medirse, darnos una foto de donde estamos; el objetivo de este informe según dicen es comprender cómo se va moviendo nuestro país, las tendencias y los factores que generan mayor paz y que a la larga construyen una sociedad pacífica y estable económicamente.

Lo interesante de todo lo anterior es que este famoso Instituto para la Economía y la Paz, no es mexicano, es un centro de investigación independiente, sin partido y sin fines de lucro (habría que ver como se fondea), que busca simplemente poner en la mesa la manera en cómo están las cosas, y que para nuestro país de manera específica se apoyo de diversas instituciones como: México Evalúa, el INEGI, el CIDE, Jurimetría y el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Quiero creer porque soy bien confiado, que todos estos institutos de manera clara y transparente proporcionaron datos reales y duros, que arrojaron que en nuestro País la violencia disminuyo y el nivel de paz mejoró.

Así que Hidalgo resulto ser el mejor lugar para vivir en paz, donde sus mejores índices muestran que aquí hay bajo crimen organizado, un buen financiamiento de su policía y buena eficiencia de la justicia. Este es nuestro Estado, mágico y tranquilo.

Por cierto, el año pasado Hidalgo ocupaba el tercer lugar, hoy en este 2015 escalo al primer puesto a nivel nacional, curioso porque apenas el pasado10 de marzo Paco Olvera en la reunión que sostuvo del Grupo de Coordinación Interinstitucional de Seguridad Pública, donde estuvieron presentes casi todos los presidentes municipales de la entidad, les dijo que él y ellos eran los responsables directos de fortalecer la seguridad y paz de la sociedad Hidalguense, y que hasta el momento iban bien ya que percibía que Hidalgo era uno de los Estados más seguros del país.

Además les dio un pequeño calambre para decirles que ya era hora de que fueran firmando aquellos que faltaban, el convenio de mando único para tener una sola policía y así reafirmar aún más lo logrado en la Entidad.

Días después este Informe de Paz México le dio la razón, estamos en la mejor tierra para vivir, en donde la tranquilidad esta aún presente y nos permite estar en una sociedad con armonía.

Ahora no vaya a ser que cuando lleguen los 25 mil nuevo empleos que ya prometió José Pablo Maauad, Secretario de Desarrollo Económico, muchos de ellos sean “foráneos” y nos vengan a complicar la cosa, habrá que estar atentos.

 

dacc_cardenas@yahoo.com.mx