Déjame te pregunto

¿Para gobernar Hidalgo, hay que salir en la foto ya?

Vaya que se levantó una gran revolución en esta semana que termina cuando Consulta Mitofsky publicó las preferencias electorales de la gente de Hidalgo para elegir gobernador el año entrante.

Y es que nadie se lo esperaba, así nomás de repente en la página oficial de esta empresa bajo el título de: “Hidalgo, tendencias electorales para el 2016”, se presentaron los resultados de las pesquisas que esta gente hizo en el electorado de nuestra entidad.

La cosa no es para menos aunque muchos lo quieran desestimar, en junio del 2016 por primera ocasión en la historia moderna de Hidalgo, se elegirán Diputados Locales, todas las alcaldías de sus Municipios y Gobernador del Estado, habrá mucho en juego y por lo mismo el anuncio pre electoral hecho destapo “incomodidades”.

Obvio es que Don Omar Fayad, aunque intentó minimizar el asunto, brincó de la alegría cuando vio esos resultados, mi buen Penchyna y las señoras Nuvia Mayorga y Carolina Viggiano de inmediato pegaron el brinco también, pero no de gusto, si no para decir que era muy pronto para sacar conclusiones y que no había que adelantarse a las cosas, que esperarían que su partido (el PRI) dictara los tiempos para empezar a trabajar.

El hecho de que Francisco Olvera dijera el jueves pasado en un evento del Consejo Coordinador Empresarial, de que no era cierta esa información y de que él personalmente había hablado con ellos, que le aseguraron que no sabían que había pasado, y que no reconocían la encuesta como propia (palabras dichas por nuestro Gobernador), contrasta mucho con lo que en evidencias hay, sobretodo porque la encuesta esta publicada en la página oficial de Mitofsky y contiene muy a detalle todo lo que hicieron acá en nuestras tierras, su metodología, la validez de sus resultados, caray, hasta viene el acuerdo de validez que tienen con el INE para hacer este tipo de levantamientos, así que de que es real, es real. Y mientras esta empresa no desmienta nada, pues la información se puede tomar como válida.

Por otro lado es más que obvio que los mencionados en los párrafos anteriores, llevan ya meses de exposición mediática, tanto en medios impresos como en redes sociales, ya sea inaugurando laboratorios en escuelas, siendo padrinos de cuanta generación universitaria los invite, hasta portando adornos tradicionales de las comunidades indígenas que visitan para “escuchar” sus necesidades.

Están pues ya sacándose la foto y candidateándose, como quien dice llevando agua a su molino.

Aunque los partidos políticos tienen reglas claras para elegir a sus candidatos para Gobernador y están obligados a realizar un proceso interno de selección, la verdad dura y fría es que no son las bases quienes escogen al candidato que mejor los represente de acuerdo a su ideología, son las cúpulas partidistas, conformadas por grupos de funcionarios y líderes que actúan en función de sus intereses y los del grupo al que pertenecen; y no en función de los interés de los militantes, simpatizantes y ciudadanos que sostienen con su apoyo a los partidos políticos.

Es duro pero cierto, por esto muchas veces  la militancia no encuentra condiciones de certeza, imparcialidad, transparencia y equidad en el acceso a este tipo de candidaturas o, en su caso, a puestos de dirección partidista; y mucho menos la posibilidad de participar en los procesos de modificación de los documentos básicos o de la adopción de posiciones políticas, eso le pertenece a otros, a ellos les toca “alinearse” a lo que les digan.

Pareciera que esta famosa “alineación” entre los miembros de un partido, es el principio fundamental, para que su unidad pueda sostenerse, pero también el esquema bajo el cual deben de establecerse sus acuerdos para que nadie salga lastimado, enojado o lo que es peor, con ganas de cambiarse de partido.

Aquí reconozco que el partido en el poder actualmente en nuestro Estado, tiene muy bien dominado este término, así que lo más seguro y a pesar de las encuestas, es que el candidato será designado de manera directa.

Lo que sí, es que no hay que echar en saco roto es el partido que esta en segundo lugar en las preferencias, es el PRD que con Isidro Pedraza al frente (no veo quien más pueda), podría “incomodar” al PRI, aunque este último le saque más de 10 puntos porcentuales de ventaja.

Por cierto y no es que peque de mal pensado, pero una casa encuestadora cuando encuesta, gasta dinero, dinero que tiene que venir de algún lado, alguien tiene que absorber ese costo, máxime cuando la metodología según Mitofsky, consistió en entrevistas cara a cara, barato no les salió.

Ahí se lo dejo para que lo reflexione, quien paga…manda.

Que pase un excelente fin.

 

dacc_cardenas@yahoo.com.mx