Déjame te pregunto

Menos diputados y senadores: ¿Un circo político-mediático?

Originalmente se buscaba darle representatividad a las minorías, es decir, a la oposición, y así darle equilibrio al congreso contra los grandes partidos de “siempre”; esa era una muy buena idea, pero: “era”, hoy esa figura es un lastre financiero para el pueblo y un reparto de “tajada” de pastel para los políticos.

La noticia de la semana más que local es nacional, aunque queramos o no terminará pegándole a la política de Hidalgo, me refiero a la propuesta de darle “cuello” a un grupo de representantes del pueblo.

Quiero aclarar que esta acción no fue algo que Enrique Peña propuso de origen desde el momento que inició su campaña por la presidencia de la República, como muchos andan diciendo, no es algo nuevo, desde el 2011 el PRI presentó una iniciativa para reducir el número de diputados y de senadores.

LOS PLURIS”

A saber, lo que se quiere es bajarle de 500 diputados a 400, y “ejecutarse” a 32 senadores; le recuerdo que de esta cantidad total de representantes del pueblo, 300 de ellos (pensado o no), los elegimos usted y yo con nuestro voto, mientras que los 200 restantes son “puestos” por los partidos mediante “dedazo”, perdón quise decir: mediante listas y consenso.

A estos últimos se les conoce como plurinominales, o simplemente “pluris” para los cuates, un partido puede tener de esta gente siempre y cuando haya tenido el 2% del voto nacional en una elección y tener en 200 distritos candidatos de mayoría relativa.

Es un secreto a voces que este tipo de gente sirve para cubrir las “cuotas” políticas  de los partidos y que representan un gasto que usted y yo con nuestros impuestos pagamos.

Originalmente se buscaba darle representatividad a las minorías, es decir, a la oposición, y así darle equilibrio al congreso contra los grandes partidos de “siempre”; esa era una muy buena idea, pero: “era”, hoy esa figura es un lastre financiero para el pueblo y un reparto de “tajada” de pastel para los políticos.

La propuesta repito no es nueva, pero si es bien “populachera”, sobre todo ahora que se empalma (¿a propósito?) con la reforma energética.

¿Un distractor como muchos han dicho? quiero pensar que no, pero si es muy coincidente que justo cuando se está hablando del petróleo y del salario mínimo, se ponga en la mesa el tema.

EL TIEMPO LO DIRÁ

Obvio es que la reducción de esta gente eliminará la carga de sostener a una burocracia tan pesada que el contribuyente paga, pero por otro y echándole análisis a la cosa, deja desprotegidas a las minorías partidistas, creando el peligro de perder una verdadera representatividad popular.

El riesgo bajo todo esto es que más que redistribuir equitativamente, se pervierta esta acción y genere una mayor concentración de poder en las cúpulas políticas.

El tiempo lo dirá, porque esta propuesta será algo que el pueblo con los ojos cerrados va a aceptar, de eso no me cabe la menor duda.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx