Déjame te pregunto

¿Un día del trabajo donde no se trabaja?

En México como todo el mundo y sin que suene a comercial de bebida alcohólica de hace algunos años, se celebró ayer el Día Internacional del Trabajo.

Fecha más reconocida por ser no laboral que por su verdadera esencia y más en este año donde se formo un mega puente hasta el 5 de mayo, así es, una buena parte de la fuerza laboral de todo el país desde ayer primero de mayo y hasta el lunes 4 estará vacacionando, especialmente la educación y el gobierno son los que llevan la mano, estarán en gran receso con lo que todo eso implica.

Esté día es un suceso mundial y se consolido para celebrar precisamente los derechos laborales, derechos que por allá del 1880 eran inexistentes.

Como muchos movimientos sociales, éste nació en los Estados Unidos, en donde en aquel entonces las jornadas laborales eran entre 15 y 18 horas diarias, obvio para los de la clase obrera quienes literalmente solo estaban para trabajar y medio dormir, eran tiempos de explotación.

La ciudad de origen para que esto cambiará, fue Chicago donde se generó una huelga masiva con el lema: “ocho horas para el sueño, ocho horas para trabajar, ocho horas para estar en casa”; 24 horas bien distribuidas que permitieran generar estabilidad personal de todos en su conjunto Esta huelga precisamente inició un primero de mayo pero fue de 1886, y tres días después terminó con varios muertos y muchos heridos, gracias a la represión policiaca que les impidió seguir manifestándose, sin embargo ese fue el inicio para el cambio hacia un trato justo del trabajador.

Hoy a casi 150 años del evento, ese día se sigue recordando como un logro laboral, sin embargo mal entendido en la práctica.

La cuestión es que más allá de la reflexión de tener equilibrio en lo laboral y que gracias a la gente de Chicago eso se logró, hoy se trata de un buen pretexto para no hacer mucho ya que en la gran mayoría de empresas productivas este viernes no se trabajo, y como dije antes, el servicio público también se tomaron el día de hoy, el de mañana y el de pasado mañana, exceptuando las dependencias que tiene que ver con seguridad como Protección Civil, Policía Municipal y Tránsito.

Como ve, un día que se celebra el trabajo justo en tiempo y paga pero descansando, sin ir más lejos, recién ayer mismo escuche como un trabajador veterano de un hospital aquí en Pachuca conversaba con otro mucho más joven y le explicaba que afortunadamente este día era un gran triunfo de la clase trabajadora en contra del patrón explotador.

Al escuchar eso constaté que aún hoy se tiene la creencia de aquel entonces, en done el malo es el dueño del negocio y el trabajador el explotado, si bien las condiciones son totalmente distintas a las del siglo pasado, pareciera que la cultura es aferrase a ese estigma de que los que tienen el dinero y manejan las empresas siempre verán en sus trabajadores a gente que vale poco. Esto es algo que debe de cambiar.

Acá en la Bella Airosa el comportamiento del local es por demás revelador con respecto al nivel de compromiso que tenemos con el concepto de trabajar.

La mayoría de los comercios tradicionales, de los de abolengo, de los de siempre pues, ayer viernes estuvieron completamente cerrados, esto sumamente acentuado en sus comercios en pequeño del centro y de sus principales avenidas.

Lo anterior fue tan contrastante y triste de ver porque todos los comercios que no son de aquí, y con ello me refiero a cadenas comerciales nacionales e internacionales, todas abrieron sin excepción, la razón es sencilla, la mayoría de la gente de esta ciudad no trabajo, recordemos que por acá harta gente trabaja para gobierno y hartos más están en la escuela, por lo que al no tener mucho que hacer salieron a las calles a ver qué sucedía y que compraban, obvio fue que se acercaron a aquello que estuviera abierto para comprar sus productos o servicios.

Muchas cámaras empresariales critican el hecho de que estos comercios grandes lleguen a Hidalgo para quitarles según ellos el mercado; primero habría que recordarles que el mercado no le pertenece a nadie ya que vivimos de la oferta y la demanda, y segundo, habría que hacerles ver su ceguera de taller, y que se den cuenta de que el desarrollo y progreso no es algo que ocurre lejos de aquí y que por el contrario esta día a día acrecentándose, no pueden seguir ofertando lo mismo bajo los mismos principios.

Por cierto nuestra capital Pachuca no quedó exenta de las múltiples marchas suscitadas a lo largo del mundo, desde temprano el día de ayer el primer cuadro fue cerrado por una manifestación hecha por diversos sindicatos, ahí vimos desfilar a la CTM, a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, a los Electricistas, los Mineros, los Telefonistas y dos o tres más que más allá de mostrar solidaridad por la fecha, la usaron como pretexto para protestar por la reforma energética, la de telecomunicaciones y la educativa. En fin que como dije, la esencia de este día tan importante de a poco se ha ido diluyendo.

Oiga, ya viene el Tuzo Bus, nos dijeron que para este mes, ya veremos, que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx