Déjame te pregunto

¿Una celebración “PRIhistórica”?

La del jueves sin la menor duda ha sido de la celebraciones más sonadas que ha tenido el Revolucionario Institucional en tierras Hidalguenses, y no es para menos, fue la toma de Don Alberto Meléndez como mandamás del partido en esta entidad, una entidad que se ha caracterizado por ser fiel al sistema político más longevo de este país.

Y si fue pues una celebración histórica, como pocas ha habido, pero también la fue al más puro estilo ancestral de este partido, de acuerdo a sus viejas formas: acarreados de todas partes, matracas, gritos, porras, la aventada de papelitos de colores, y las tradicionales carretadas de aplausos ante cada oración que los que tomaron el micrófono decían.

El estacionamiento de Plaza del Valle copado por camiones de diferentes partes del interior de hidalgo, el Boulevard Colosio si bien había paso, estaba tomado un carril, y el tráfico generado ya se imaginara como estaba, curiosamente ahora si había docenas de policías cuidando tanto la entrada al recinto como desviando a los vehículos que por ahí pasaban, para que no hubiera problemas, ojala así estuvieran los viernes en la entrada de Pachuca, donde usted se puede aventar más de 50 minutos para ingresar a la Ciudad.

La “selfies” inundaron las redes sociales, los dirigentes nacionales de ese partido aparecieron al por mayor en esas fotografías ,como si fueran grandes estrellas del cine internacional, todo mundo quería acercárseles, y una vez ahí, el celular no paraba de disparar, de plano no pude contener la risa cuando vi en Facebook a un conocido con una sonrisa de oreja a oreja, abrazando a lo que interpretaba de acuerdo al brillo de sus ojos que eran sus dos “ídolos”, y al pie de la foto la frase de: “Con mis dos grandes amigos, Omar Fayad y Manlio Fabio”.

“Amigos” es la palabra que resonó en mi cabeza, y si, en esa fiesta todos resultaron ser eso, grandes amigos, aunque todo mundo también sepa que fuera de ese recinto unos hablan mal de otros.

Y esa sensación de júbilo desbordado de tantos de los ahí presentes es lo que llama la atención, por un momento aquello parecía sectario, porque nada más faltaba que Manlio les dijera: “perdono todos sus pecados” para que aquella multitud estallara en llanto, pero no, solo les dijo que el Priismo hidalguense era “rebueno” porque estaba lleno de triunfadores, obvio es que la gente lo vitoreó hasta el cansancio.

Y si, ahí se vio aparte de los miles y miles de simpatizantes que llegaron, cuentan que fueron mas de ocho mil, al Gobernador Paco, senadores, legisladores, presidentes municipales, diputados, al Santo señor presidente nacional del Partido, Don Manlio Fabio Beltrones como ya lo he mencionado, bueno hasta Chong llego, la crema y nata del PRI de la zona centro estaba reunida.

Y no fue para menos, es el espaldarazo a Alberto Meléndez para que consiga el carro completo para el año entrante, esa es su encomienda y al menos en ganas todos parecen querer trabajar para eso, si así como aplaudieron van a trabajar déjeme le digo que lo pueden lograr.

Las palabras de los que hablaron giraron en el tono de lo mismo, de unidad, de militancia, de mística de trabajo, de institucionalidad y la más repetida quizá de la noche: lealtad.

Una lealtad que ellos la entienden como alineación absoluta e incuestionable a la directriz que les den, les guste o no, la tienen que acatar punto.

Por eso resulta hasta contradictorio las palabras dichas por Olvera y Meléndez, diciendo uno que la militancia se basa en su democracia y justicia social interna, y el otro mencionando que escucharán a todo afiliado, y sobre todo a la ciudadanía para crear un canal de diálogo abierto, en donde las demandas que se les expresen, serán atendidas y serán su bandera como partido para las elecciones venideras.

Sabemos que mucho de eso no es y no será así, ojala al menos escuchen a todos los de adentro, porque si dicen que ellos son el éxito de su partido, ¿Por qué entonces el próximo gobernador será elegido en la Convención de Delegados? ¿No sería entonces mejor que se consultará a las bases que forman su militancia? Digo, para estar mas ad hoc con los discursos dichos ¿No cree?

En fin, las palabras se las lleva el viento, las acciones son las que permanecen, veremos en los meses venideros qué pasará y como las cosas se acomodarán, primero en beneficio del partido y después en beneficio de la ciudadanía, de eso estoy seguro.

Que pase un excelente fin.

 

dacc_cardenas@yahoo.com.mx