Déjame te pregunto

¿Y dónde anda Pachuca según su Presidente Municipal?

Si hablamos hace unas semanas del informe de Paco Olvera, el de nuestro Presidente Municipal no podía quedarse atrás. En esta ocasión lució por su evento el buen Eleazar García.

Muy distinto al efectuado por Paco, digamos que el de nuestro edil tuvo más “glamour”, hizo lo mismo al entregar su informe ante el cabildo, pero después dirigió un mensaje a nosotros la gente del pueblo, en un salón de esta capital.

SI bien no estamos en los cuernos de la Luna, Eleazar sí habló mucho más de sus aciertos que de sus errores (algo lógico por supuesto); en un lugar abarrotado y entre amigos de la “polaca”, familiares e invitados distinguidos, nuestro Presidente Municipal, hizo su recuento de los logros.

En honor a la verdad, he escuchado mucho más detractores que gente que de fe del trabajo bien realizado hasta el momento, Eleazar García o te cae bien, o te cae mal, no tiene medias tintas, pero desde que lo conozco él siempre ha sido así, de ese estilo de gente, “entrona”, sin miedo, y tan le ha funcionado que ha dado resultados.

Quiero decirle mi buen lector que después de leer el informe, y pese a muchos (incluyéndome en algunos puntos), las cosas la ha trabajado bien, hay resultados, hay avances; Pachuca dista mucho de ser la misma ciudad que hace tres o cuatro años.

Esta gestión municipal en lo que lleva de trabajo, con mucho ha superado al menos a las dos anteriores, se tiene una ciudad más moderna, con mejores vialidades y con una buena proyección nacional por lo menos en el ámbito de la gestión pública.

Es cierto lo que nos dijo de los diversos premios que se le han otorgado a esta gestión por las decisiones trascendentales y resultados palpables, el que llamó más la atención a título personal y por increíble que parezca, es el reconocimiento como uno de los mejores municipios calificados en recaudación total, y por su disminución en deuda pública del 60% de lo que sus antecesores andaban arrastrando; como buen crítico de manera inmediata procedí a verificar su información y en medios electrónicos lo validé, Pachuca a nivel nacional es alabada por su gran eficiencia en el manejo de los dineros.

Hay programas que si no son del todo exitosos, si han contribuido significativamente a mejorar nuestra calidad de vida, ejemplos de ellos son el programa de Cultura Vial y el de Destino Seguro, que han provocado que los de esta capital respetemos un poco más los límites de velocidad, los semáforos, los señalamientos y en general conozcamos al menos algo del reglamento de tránsito.

La obra pública no se queda atrás, son millones los erogados para darle una cara funcional a Pachuca, me queda claro que se está trabajando, que hoy en día el caos vial es permanente y hace difícil circular sus calles, pero seguro estoy que el fin que se persigue justifica con creces los medios que se usan para conseguirlo, tarde que temprano tendremos claros los frutos de este esfuerzo.

Mas gusto me dio ver que después de tanta crítica vertida por tener una ciudad visualmente “fea”, se hizo caso a las peticiones de cientos de nosotros y se constituyeron programas de “embellecimiento” urbano, para tener espacios de convivencia y disfrutar de esta capital de una manera más limpia y funcional.

Cierto, son muchos los logros, son muchos los éxitos y son muchos los proyectos aún por terminar, veremos cómo queda el Centro Histórico, en especial la Calle de Guerrero y por supuesto la Plaza Independencia, que al decirnos como quiere dejarla para el 15 de septiembre del próximo año, más de uno se infarto y lo criticó, yo nada más le digo que lo haga con cuidado, no vaya a ser que se colapse toda su plancha por falta de mantenimiento y un trabajo adecuado.

Así como hay cosas que celebrar, por otro lado aún son varias las asignaturas pendientes, Pachuca también tiene sus barrios altos y colonias que por décadas han sido ignoradas: Matilde, la 20 de Noviembre, La Loma, el Huixmi, Nopancalco, Mariano Otero, La Surtidora y varias más, aún siguen esperando las promesas hechas en su campaña, al menos sus calles deberían ser remodeladas, porque están para llorar.

La del jueves pues, fue una reunión “fraternal” donde insisto, a pesar del dolor de muchos, se escuchó y se leyó un informe completo, concreto y con avances, venga pues una palmada de aliento a aquel que no dirige desde Casa Rule, a veces no le gusta la crítica, pero para eso estamos los que desde estas líneas hablamos de lo que aquí sucede.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx