Déjame te pregunto

¿Se acabó el 2013, y el 2014 será prometedor?

Sé que aún faltan tres días para que este 2013 termine, sin embargo no quiero pasar por alto esta fecha que más que un punto en el tiempo, es todo un acontecimiento social y cultural del cual no estamos exentos.

Este año que termina estuvo lleno de muchas cosas, para Hidalgo el cambio continuó, nuevos proyectos, nuevos desarrollos, mayor crecimiento se presentó; y así como está el “grinch” de la Navidad, no faltará seguramente aquel que critique mis líneas, diciendo que el 2013 será un año para olvidar; cada año que se acaba, siempre hay gente que prefiere verlo como el fin de épocas difíciles, de crisis y guerras, y una larga lista de cosas más, y bueno, es una manera de verlo, aunque yo prefiero usar la otra cara de la moneda y pensar que fue un año de avance más en esta nuestra vida.

Se cierra un buen año porque así lo quiero ver, y se da paso a un prometedor 2014. Todo comienzo de un nuevo año tiene un significado especial para las personas de todas partes.

Un nuevo año comienza y una etapa diferente cobra vida, para esto es preciso dejar de lado todas las cosas negativas que pudieron suceder el año pasado, y así iniciar un futuro mejor, es el momento perfecto para renovar nuestras energías, para comenzar a trazar sólidas metas y dirigirnos hacia un destino más confortable.

El  año nuevo es el comienzo de algo nuevo y para lograr grandes cambios positivos para nuestras vidas, debemos empezar por cambiar nuestra forma de pensar y percibir el entorno, debemos realizar nuestro mejor esfuerzo por aprovechar todo lo bueno que la vida nos da, y explotar las oportunidades que tenemos para vivir y desarrollarnos.

En otras palabras, hay que luchar por conseguir nuestros propósitos y esforzarnos para que no se queden en nuestra agenda como metas que ojalá algún día logremos. En nuestra vida siempre tenemos metas a corto, mediano y largo plazo, ya sea profesionales, familiares, culturales o recreativas, pero la mayoría de las veces hacemos poco por convertirlas en realidad.

Para lograr nuestras metas se requiere de una profunda reflexión y se necesita de algo más que de vivir el presente y “echarle” ganas, se requiere de un cuestionamiento sincero de a dónde queremos llegar, que queremos aprender, que queremos dejar atrás y que queremos para nuestro futuro.

Y es que son precisamente las metas las que nos permiten dirigirnos a un camino de desarrollo y no estar pasivos frente a la oportunidad que significa la vida, nos permite sentir el poder que tenemos y nos lleva a lograr cosas importantes para nosotros, para los nuestros  y por consiguiente para el lugar donde vivimos.

Idealmente, deberíamos ambicionar un avance en todos los planos de modo que nuestras metas, no se enfoquen sólo hacia un objetivo único sino que nos permitan un desarrollo integral, como el  espiritual, el afectivo, el laboral, el académico, el social y todo un etcétera más. 

Conseguir estos logros nos produce un bienestar profundo y no tiene edad,  una de las peores trampas en las que podemos caer  a medida que envejecemos, es decir que “ya estamos muy viejos para tal o cual cosa”, porque estamos limitando nuestro desarrollo, así que adelante y a trabajar para crecer y prosperar.

Por cierto (y siendo fiel a mi costumbre), el que si tendrá que ponerle “hartas” ganas durante el próximo año, será nuestro gobierno estatal, y es que con el anuncio que nos dio de que gastará algo así como 3 mil 700 “milloncitos” de pesos para el pago de todos sus trabajadores, deberá recortar, acortar, y hasta hacer magia para poder juntarlos y que al rato sus muchachos no se le pongan al brinco, y es que como me diría un funcionario público hace poco: “ya somos hartos que trabajamos para el gobierno” y si no replantea mejor las cosas, en poco tiempo más será insostenible su nomina.

Digo, para que se dé una idea, durante el 2014 Hidalgo sacará de sus arcas algo así como diez millones de pesos “diarios”, sólo para el pago de los que ahí trabajan ¿Cómo la ve?

En aras de no parecer romántico, y así como los fuegos artificiales iluminan el cielo, sinceramente deseo que se ilumine su alma con este Año Nuevo, para que esta nueva etapa que usted comienza, sea tan grande como el final de este 2013.

Feliz año nuevo y adelante que con ganas todo se puede, que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx