Déjame te pregunto

¿Voto nulo para Hidalgo, servirá?

Falta una semana para que el día de votar llegue y la verdad es que las cosas no pintan nada bien.

Si usted es de los que le interesan el asunto electoral (de ser así lo felicito) habrá notado que las elecciones de este periodo en nuestro Estado han estado algo desangeladas, los nuevos partidos y el candidato independiente son los que más “ruido” han hecho, los partidos grandes han estado con bajo perfil pero no por eso inoperantes, toda su maquinaria ha estado trabajando para asegurar al menos el voto duro de su militancia.

He escuchado en estos últimos días a mucha gente decir que no votará o bien, que anulará su voto cuando este en la urna, y que así será una manera de hacerle ver al partido en el poder que ya está cansado de lo mismo y que quiere un cambio.

Pero ¿Sabe usted a donde se va el voto nulo? ¿A quién perjudica? ¿Para qué sirve?

El anular nuestro voto como una forma de castigo a los partidos políticos por su mal desempeño, depende de las reglas del juego y nada más le digo que las reglas de juego fueron puestas precisamente por aquellos por quien usted va a votar.

En México (por lo tanto en Hidalgo) la cosa funcionan así: imagine que votan en total cien personas, de las cuales 40 anularon su voto de manera intencional, otros 5 votaron por el candidato independiente y 5 más fueron anulados por tener errores, esto nos da un total de 50 votos; ahora imagine nuevamente que los otros 50 votos son repartidos entre los partidos oficiales y con registro. De entrada seguro usted diría: “¡Qué bien! vamos ganando terreno y los de siempre ya se quedaron con menos, solo la mitad de nosotros los eligió”.

De pensarlo así, lo anterior sería un gran error de su parte, da la casualidad de que por ley, el Instituto Nacional Electoral debe sumar “solo” los votos de los partidos oficiales y con registro y ese será su nuevo cien por ciento, así como lo lee, según la ley de este nuestro sacro santo País, los partidos “buenos” se reparten de nuevo la otra mitad, de tal forma y de acuerdo a este ejemplo lo que sacaron en votación el PAN, el PRI, el PRD, MORENA, el VERDE, etc. se va automáticamente al doble de porcentaje ¿Porqué? pues porque la ley convenientemente distingue entre la votación total y la votación nacional, y ¿Sabe cuál es la diferencia? Ninguna, es lo mismo, pero bueno, repito así dice la famosa ley electoral.

Así que para definir la fuerza de los partidos el INE toma en cuenta solo la votación nacional y con esos resultados a final de cuentas recibirán tres cosas: Curules para sus diputados plurinominales, Dinero público, es decir su dinero y mi dinero que les entregamos mediante el pago de impuestos y finalmente tiempo en radio y televisión (que es cobrado por las emisoras, por supuesto que no es gratis).

Por cierto para esto del dinero la tajada que se dan no es sobre los que votaron, ¡Como cree! sería bien poquito, la cantidad la calculan tomando a todos los ciudadanos del padrón electoral hayan votado o no, los multiplican por un porcentaje del salario mínimo y eso es lo que genera su fondo ordinario que sumado a sus fondos de campaña, conforman el presupuesto total para estos “chiquitos”, este 2015 es de más de cinco mil millones de pesos.

Estas “prestaciones” que se llevan no reciben ningún impacto por el voto nulo, el voto nulo no reduce nada, se va al basurero.

Este tipo de voto si perjudica a los partidos pequeños porque si no alcanzan el 3% de la votación total se les quita su registro, desaparecen y dejan de recibir sus prebendas. Pero el voto nulo si beneficia y en mucho a los grandes partidos que ya sabemos que son los mismos de siempre, ya que de manera automática incrementarán sus porcentaje, porque el peso de los votos que sí se emiten se va a su favor y crecen. Así que como dije al inicio de la columna por eso al día de hoy sus militancias, sus comités y sus operadores políticos están haciendo su “chamba” para asegurar que ese voto, el duro se dé.

Votar nulo en Hidalgo o abstenerse de ir a votar, además de que son primos hermanos le digo que servirá de mucho, pero no para usted, sino para los partidos políticos, ya que les estará ayudando a que reciban más con menos, espero lo entienda.

Mientras la ley no cambie, esto seguirá pasando y lo triste es que si cambia igual y a los nietos de sus nietos les tocará a nosotros no, ya que no es conveniente para los que tienen el poder.

Lo único que queda es irónicamente votar, sufragar al menos por aquel que considere el menos malo y una vez que este triunfe, exigirle transparencia, exigirle cuentas claras, exigirle que use el recurso para nuestro beneficio y no para el propio, en pocas palabras, hacer que trabaje para usted y para mi, a final de cuentas para eso está.

Tiene usted una semana para pensarlo, le acabo de explicar la situación ya usted sabrá si emite su sufragio o no, y si no lo hace, nada más no se vaya a quejar por quien quedo que mucho será su culpa.

Que pase un excelente fin.

 

dacc_cardenas@yahoo.com.mx