Déjame te pregunto

¿Pachuca, Ciudad en construcción?

¿Pachuca, Ciudad en construcción?

Tal pareciera que desde hace meses nuestra ciudad está siendo vista de acuerdo al título de esta columna y no es para menos, maquinaria pesada en sus principales avenidas, tubos de drenaje, cableado público, y docenas de trabajadores hacen de esta Capital un digno ejemplo del juego de Minecraft.

Y si a lo anterior sumamos esta temporada “adelantada” de lluvias, el caos se vuelve impensable, y preocupante es ver como la ciudad en zonas muy precisas literalmente queda bajo el agua.

Muchos son los que han criticado las obras del Tuzobus, más de uno a subido a las redes sociales lo que se ha visto en estos días, inundaciones totales de lo que serán algunas de sus estaciones y lugares por donde pasará, en realidad aquello parecen lagunas sobre el boulevard Felipe Ángeles; sin ir más lejos el jueves de esta semana justo frente al Estadio Hidalgo en el cruce para tomar hacia la Central Camionera, la inundación era tal, que sentí como mi auto por algunos momentos fue balanceado por el agua.

Eso daba la imagen de un verdadero río desbordado, no estaba protección civil, solo había un par de bomberos y su camioneta (sin equipo), que sin herramienta alguna solo atinaban a mirarse entre ellos y quedarse parados con el agua hasta los muslos.

Espero que lo dicho por Don Jesús Romero, secretario de obras públicas y ordenamiento territorial del Estado, de que ya asignó equipos y gente especial para atender los problemas que se deriven de las precipitaciones pluviales se cumpla, por lo menos en esta semana en muchos puntos de la Capital no se vio así.

Si hacemos caso a la temporada, todavía quedan al menos tres meses más de precipitaciones y de no hacer algo continuarán las afectaciones en toda la ciudad.

Traigo a colación el famoso Tuzobus, porque un grueso de la población es la que achaca a él todos estos problemas, sería pecar de exagerados, es cierto que a raíz de su construcción, pareciera que las calles por donde pasará no están bien diseñadas, lo que provoca todo lo ya descrito en párrafos anteriores.

Quiero pensar bien y estoy seguro que nuestras autoridades ya han contemplado estos “pequeños” detalles y estarán por hacer algo al respecto, para que no sea el pan nuestro de cada día en cada temporada de lluvias.

Qué bien visto lo anterior es algo que se tuvo que planear y hacer “antes” de que esto ocurriera, el conflicto esta cuando sobre una obra pública hecha e inaugurada, al poco tiempo se vuelva a trabajar para “reparar” desperfectos o “terminarla” como se debía desde un principio.

Por lo pronto es común ver en todas nuestras calles la realización de labores de reparación y “parcheo” de cuarteaduras y baches (que parecen cráteres),  con el fin de permitir la circulación sin contratiempos, son nuestros impuestos en acción.

La mejora de esta ciudad es necesaria nos guste o no, su desarrollo comercial, su crecimiento demográfico, sus nuevas zonas poblacionales y su flujo vehicular ya no permiten seguir operándola como hace 10 años, y se debe tener el cuidado de planear de manera correcta y acorde a las circunstancias, para que a futuro la incomodidad y caos que usted y yo como habitantes de esta Pachuca estamos viviendo no vuelva a presentarse.

Lo que si le digo es que aún falta tiempo para que esto acabe, Don Eleazar ya nos platicó que de una vez se van a seguir con la calle de Guerrero, así que Dios agarre confesados a los comerciantes de esa avenida, les esperan tiempos bien complicados, pero como dicen por ahí: “todo sea por la modernidad”.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx