Déjame te pregunto

¿Osorio el “mago” de Bucareli?

Miguel más que haberse “chamaqueado” a los líderes del politécnico,  como mucha gente ha dicho, hizo historia al interactuar con los estudiantes en los términos que ellos le pusieron, se enfrentó sin miedo y con certeza, y si, como bien le dijeron ese es su trabajo para eso le pagan, pero no podemos recriminárselo porque lo hizo bien.

El de ayer fue un encuentro histórico por donde usted quiera verlo. No soy un analista político pero mucho de eso se vio ayer con el manejo que tuvo Osorio Chong.

Desde que estuvo como gobernador de Hidalgo se caracterizó por ser alguien muy hábil en el manejo de los tiempos, en el uso de la palabra y en el qué decir y cómo decirlo.

Eran poco después de las 3:10 pm de este viernes, cuando se dirigió al templete donde la asamblea general politécnica lo esperaba, la breve lluvia y la petición de que los medios de comunicación se hicieran a un lado presagiaba lo que sucedería.

Tal como él lo dijo el martes pasado, subió con respuesta a cada una de las peticiones que le fueron hechas por parte de la comunidad estudiantil.

Aclaremos que no fueron respuestas de Miguel, él representa al Gobierno de la República, luego entonces las respuestas son del Gobierno no de Osorio.

Lo interesante es que a todo lo que estaba en ese pliego petitorio la respuesta fue a favor del alumnado, una a una de manera clara y precisa y sin ir lejos a todas (pero todas), les contestaron justo como ellos lo querían, les dieron todo lo que pidieron.

Se canceló el reglamento del IPN y los planes de estudios reformados, la policía bancaria saldrá de sus instalaciones, los ex directores dejarán de recibir sus pensiones vitalicias y se les dará una mayor “lana” para su educación. Pero la joya de la corona y que era algo que se venía venir, fue el anunció de la renuncia de “Yolo” Bustamante actual directora del Poli.

Su cabeza fue ofrendada ante la horda estudiantil, como siempre resulta en estas cuestiones, el hilo se rompe por lo más delgado y ella era el plato principal a entregar.

Hasta ahí todo estuvo bien, la gente mantuvo la calma, escuchó y aguanto el aplauso para el de Bucareli, era claro que ya habían hablado con ellos y no le quisieron hacer el “caldo más gordo” a Miguel y con gritos de “sin aplausos”, se mantuvieron calmados, era obvio que tenían que hacerlo así, se iban a ver mal, ellos son la “insurgencia”, el frente que esta “contra el sistema”.

Y cuando parecía que todo terminaría, fue cuando la cosa cambió, los muchachos empezaron a ver que más hacían, no podían quedarse callados, algo tenían que decir; Osorio se iba y le pidieron que se quedara y que los escuchara, a lo que el accedió y tristemente se comenzó a evidenciar la falta de coordinación de este movimiento estudiantil.

La asamblea general politécnica quedo y se vio muy mal, se apreció un gran desorden entre ellos, no había una cabeza formal, si no un colectivo que al unísono trataba de decirle a su vocero Daniel Rosales qué tenía que decir ante el micrófono.

Osorio se quedo más de 10 minutos en ese templete, ahí paradito escuchando y “aguantando vara” como diríamos por acá, y es que al no querer al menos decir gracias por haberlos atendido (quiero pensar que su ego juvenil se los impidió), la gente del Poli además de que empezaron a exigir otras cosas que no estaba en el pliego petitorio original, empezaron a hablar de temas que no tenían sentido al menos en ese momento, hablaron de infiltraciones, de que los quisieron comprar, de que ellos ponían las condiciones de cuándo contestarían si aceptaban o no la respuesta de gobernación, caray hasta los desaparecidos normalistas de Guerrero salieron a relucir ahí.

En fin, que se vio a un contingente que a pesar de que les dieron la razón, no escucharon, por el contrario criticaron todo, criticaron al gobierno, lo tacharon de mentiroso,  culparon a Miguel del problema normalista, lo llamaron responsable directo y hasta a los medios de comunicación tacharon de ser comprados por el gobierno.

Triste fue ver al final a un grupo de muchachos que ante las cámaras quedaron como improvisados, el destino del Poli ahora si quedo en sus manos, esperemos que tengan la madurez para dialogar.

Miguel más que haberse “chamaqueado” a los líderes del politécnico,  como mucha gente ha dicho, hizo historia al interactuar con los estudiantes en los términos que ellos le pusieron, se enfrentó sin miedo y con certeza, y si, como bien le dijeron ese es su trabajo para eso le pagan, pero no podemos recriminárselo porque lo hizo bien.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx