Déjame te pregunto

¿Hidalgo, ahora si con mesa de pista?

Si usted tiene más de 35 años entenderá perfectamente el título de la columna, quien no recuerda cuando llegaba el fin de semana y con nuestras mejores galas, acudíamos al “antro” de moda a bailar, primero se tenía que hacer larga fila para pasar la cadena de la entrada, a menos que usted conociera al cadenero y si era así, su acceso estaba asegurado, pero ya adentro para estar “cerca” de la pista, la cual justo a la media noche abría, en la mayoría de los lugares con su juego de luces y el mix de los versos de Carmina Burana, tenía que ponerse “guapo” comprando una botella o bien llegar con reservación, de lo contrario terminaba en algún recoveco obscuro de la discoteca.

Con lo que hizo FOR acá en Hidalgo a media semana, me acordé mucho de esas aperturas de disco a las que asistía cuando joven, el Gota de Plata a reventar, y la crema y nata política del Estado llegando desde temprano junto con toda la comitiva invitada, me gusta ver la parafernalia que se genera en torno a eventos como estos, me hacen imaginar a las grandes reuniones de siglos pasados en donde los “mortales” se mezclaban con la “realeza”.

Quitando las reminiscencias, lo interesante fue que Paquito re lanzo (así como lo oye), su Plan Estatal de Desarrollo, primero para hacer un alto en el camino y platicarnos lo que ha logrado y por otro, para decirnos los derroteros por venir. Sin embargo lo que más llamó mi atención es que hablo de reactivar, dar continuidad, explotar, invertir y generar desarrollo de nuevo con el proyecto Platah.

Plataforma Logística Hidalgo no es proyecto de Francisco, este tuvo sus inicios allá por el 2007, con el entonces gobernador Miguelito Osorio, y su idea era tener un desarrollo ordenado del Valle de Tizayuca, que acá en corto le aseguro que en menos de 30 años, será un suburbio de la Ciudad de México.

El proyecto original contaba con 50 mil hectáreas de territorio, algo más de 300 mil casas habitación y por supuesto el “ultra súper requetecontra” nombrado aeropuerto metropolitano, que curiosamente siempre fue considerado de carga nunca de pasajeros, fue después que “otros” queriendo llevar agua a su molino le agregaron ese detalle.

Le aclaro que en ese evento ya se nos dijo por parte del gobierno federal, que “chance” y sí se hace algo, pero hay que ver que dicen los estudios que se están haciendo, y con eso de que se ampliará hacia Texcoco el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la cosa la verdad se pone muy difícil, pero no imposible.

Es por demás aclararle lo importante de este asunto mis queridos lectores, si este proyecto se hace, y así lo digo porque nos han traído a veces sí, a veces no, permitirá establecer una red de infraestructura logística sin precedentes que elevaría la competitividad de Hidalgo, ya que se aprovecharía la ubicación geográfica de esta zona, la carretera del Arco Norte, y demás comunicaciones que tiene, esto gracias a la creación de un puerto seco que sería literalmente el “ombligo” de la zona centro de México, ya que sería la puerta más grande de entrada y salida del golfo al pacífico y de norte a sur del país.

Retomar el proyecto es acertado, la inversión tendrá que llegar y no solo pública si no también privada, y los años venideros con ejercicios de planeación bien hechos, y con asignación de presupuesto basado en resultados medibles, es la oportunidad para que el desarrollo se presente firme y en armonía.

Se lee y se ve bien, los tiempos pareciera que ahora si se acomodan e Hidalgo no se quedará como novia de pueblo, vestida y alborotada, por el contrario será el invitado de honor al baile, tocándole la mejor mesa de pista de la noche, dependerá mucho de nosotros pasárnosla bien, para que no nos agarre una cruda realidad a la mañana siguiente.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx