Déjame te pregunto

¿La Feria de Pachuca de las mejores que hay?

Hoy se cumplen 10 días de que la Feria Pachuca Hidalgo abrió sus puertas como cada año, ya es tradición, mucha gente la espera y no es para menos, es considerada la quinta más importante del país por su afluencia anual, este año  se espera que llegue al millón de visitantes.

Como la mayoría de las ferias de México, esta empezó como la típica feria de pueblo, lleva más de 150 años realizándose en honor a San Francisco de ahí su nombre original, y es por mucho el evento festivo más importante de nuestra entidad.

Es pues, una de las ferias más visitadas, y que tiene por premisa de quienes la organizan, el unir a las familias y promover la economía estatal, gracias a la gran cantidad de eventos, atracciones y espectáculos que se realizan en ella, ya desde el año pasado por ejemplo, con la reubicación y ampliación del Teatro del Pueblo, noche con noche pueden juntarse hasta 30 mil personas ahí.

Hasta aquí suena bonito, suena como nuestras autoridades lo dicen, un evento para unir en alegría y armonía a las y los hidalguenses; la realidad es un poco más complicada si se analiza a detalle. Yo ya tuve la oportunidad de visitarla y mis expectativas quedaron muy por debajo de lo que esperaba.

Llegué cerca de las 11:30 de la mañana (su horario indicaba que desde las 11 estaba abierta), la afluencia ya era considerable, pague mis respectivos 50 pesos para estacionarme, así como mi entrada. El pabellón con la exposición anual se encontraba cerrado, el pabellón comercial además de que casi una tercera parte de sus locales estaban aún vacíos, los que si estaban ocupados, solo un poco más allá de la mitad se encontraban abiertos, los demás estaban cerrados.

Aquí es donde de plano mi entender quizá es muy corto, este es un evento diseñado por el gobierno, un gobierno que nos pide mes con mes que paguemos nuestros impuestos, ahí uno de mis hijos quiso una playera estampada, la solicitamos y al pagar pedí mi factura, la mujer que nos atendía me miró como si le hablara en otro idioma y me dijo que no, que eso no se podía, le pedí entonces al menos una nota de remisión, su respuesta fue la misma, no daba nada.

Al ir caminando por este pabellón y solo por mera casualidad al preguntar por los precios de lo que me interesaba, de igual forma les decía si me entregaban algún documento de mi compra, en todos los casos la respuesta fue negativa, caray, hasta en un lugar que recibían tarjeta de crédito (cosa que me sorprendió), me dijeron que ni facturaban, ni daban comprobantes, que cuando mucho el ticket de la terminal bancaria era con lo que me podía quedar.

Además me percate de no menos de 20 locales que vendían mercancía apócrifa, mercancía que ostentaba logos y emblemas de marcas de prestigio que no eran tal, de plano mi incredulidad fue total cuando vi un local que vendía todas las películas que usted pudiera imaginarse (inclusive con estrenos de cartelera actuales) a precios “módicos” y que se ofertaban como clones de “alta calidad”, hágame usted el favor.

Salí pues con un sabor de boca algo amargo de ahí, me aligere cuando vi  la pequeña ciudad de Tuzolandia para mi lo mejor de ese día, lo malo y para no variar, la pista de hielo que ahí estaba aun se encontraba cerrada y eso que ya pasaban de las 12:30 del día.

Y de las atracciones mecánicas gratuitas mejor ni hablamos este año se lo digo con conocimiento de causa, atracciones García que es la empresa contratada para los juegos mecánicos de plano quedo mal, era cerca de la una de la tarde y aún varios de los juegos que ofertan como incluidos en el boleto de entrada, estaban cerrados, pero lo peor es darse cuenta de las condiciones de los mismos, maltratados, mal pintados, sucios y viejos, muy distintos a los del año pasado. Lo que derramó el vaso fue cuando en uno de estos juegos y después de 30 minutos de fila, un operador después de que recibiera dinero (lo vi a mi nadie me lo cuenta), metiera a una hombre junto con su hija, por supuesto que le reclamé y su respuesta fue: “Yo lo deje pasar, fórmese”; al término del juego me dirigí al módulo de atención para emitir mi queja.

Al encargado le platiqué lo sucedido y su respuesta fue (literal): “Gracias por su información, yo le avisaré luego al responsable del área de juegos mecánicos para que cheque esto”, así nada mas, le dije que podía acompañarlo al juego en cuestión, pero me contesto que no, que eso luego lo veía.

Así mi día en la feria, que se remató cuando pregunte a un policía porque tantas cosas cerradas, me dijo: “No joven, lo bueno es ya en la tardecita después de las 6, que es cuando ya todos los bares están abiertos, vengase a esa hora”, cómo la ve.

Por favor no me tache de aguafiestas o de negativo, no es así, me gusta este evento, lo disfruto mucho, pero bien podrían aquellos que la organizan si tanto es que la presumen, tomar en cuenta todos estos detalles, de hacerlo, le aseguro que entonces si podríamos decir que es de las mejores de México y no solo por afluencia, si no también por su calidad.

Que pase un excelente fin y dese una vuelta a la Feria para que no le cuenten.

 

dacc_cardenas@yahoo.com.mx