Déjame te pregunto

¿“Enchúlame” a Pachuca?

Hace casi un año escribí en esta columna que la ciudad de Pachuca en aquel entonces estaba constituyéndose como un lugar funcional pero muy lejos de ser llamado “bonito”; lo anterior me valió la crítica de varios, en ese entonces hice hincapié en que esta capital presentaba mejores vías de circulación tanto para autos como para peatones pero su visual era por demás fea.

Y así como todo un reality show al estilo de “enchúlame la nave”, que por si no lo recuerda era un programa en donde se llevaba el coche de una persona anónima, normalmente en pésimas condiciones, a un taller exclusivo, donde lo transformaban gratuitamente en un modelo tuning, adaptado a los gustos y personalidad del propietario, quedando muy diferente a las condiciones originales, pero en esencia seguía siendo el mismo carro, esta capital busca “embellecerse”.

Hoy escribo no para retractarme de lo dicho,  si no para evidenciar el cambio acelerado que también he percibido de cómo el Municipio ha buscado ahora “enchular” a Pachuca, digo y aclaro, la ciudad es la misma, pero se le ha querido dar un nuevo aire a su panorama, lo cual como siempre celebro.

Sin ir más lejos y evitando el efecto de túnel, que luego tenemos los que vivimos aquí, de ver lo mismo, recién un buen amigo vino a la ciudad y sorprendido externo su comentario de que estaba muy cambiada, que veía un mayor cuidado en los detalles de vialidad y urbanidad.

Todavía es un caos, eso es cierto, no pasa una semana y volvemos a ver como abren la calle de una avenida para verificar su drenaje o bien, cierran una arteria para remodelara, sumado a esto está la eterna construcción del Tuzobus, que tal parece que si quedará después de la mitad de año.

El pintar de blanco las zonas montañosas, y me refiero a las casas que ahí se asientan y que presentaban un gris tabique muy característico, hizo ver mucho mejor a esas zonas, el alumbrado que se colocó en avenida Juárez y que se pretende llevar a las de mayor confluencia, iluminan mucho mejor esas partes de la ciudad, las casetas donde la gente podrá abordar el servicio de transporte público Tuzobus, se ven limpias y elegantes en su diseño y hacen que al menos todo el Boulevard Felipe Ángeles adquiera una dimensión de avenida principal de ciudad cuidada.

Hasta las tan mentadas esculturas de Don Enrique Carbajal mejor conocido como Sebastián han dado un aspecto distinto a Pachuca, no por nada costaron algo así como dos millones de pesos, por cierto y como breviario cultural éstas buscan representar las diferentes formas del viento que dan nombre al mote de “la bella airosa”, triste es ver cómo se han empeñado más en criticarlas que en realzar el cambio visual que le dan a la ciudad para mejorarla, y el objetivo lo cumplieron, así que por favor antes de llamarlas la “estrella de Electra”, el “bubbaloo”, o el “Mc Cono” como he visto que les dicen en las redes sociales, lo invito a que las visite y conozco sus verdaderos nombres: el Rehilete de la vida, el Torbellino de sueños, el Céfiro de gloria, la Esfera bórea y la Galerna de Santa Catarina. Sus colores brillantes hacen que resalten con lo árido del paisaje.

Lo invito también a que se dé una vuelta por el nuevo velatorio del panteón municipal, que con una inversión de 6 millones de pesos da a una gran parte de la población, la oportunidad de tener servicios dignos en momentos difíciles de las familias pachuqueñas cuando estas pierden a un ser querido. Y quedo la verdad bonito, muy en la línea del concepto original de la construcción que alberga al panteón.

Estas y otras obras han buscado cambiar la cara de esta capital, y aunado a la próxima construcción del nuevo Centro Cultural El Reloj, que de plano será una cirugía estética mayor al primer cuadro de la ciudad, vendrá sin lugar a dudas a acrecentar la percepción de cambio.

Quizá lo criticable y parece que siempre hay algo, es ver como 30 millones de pesos se destinaron para remodelar una calle ya antigua y que necesitaba urgentemente ser cambiada, para que la gente del lugar y fuera pudieran caminar sobre la misma sin contratiempos, me estoy refiriendo a la emblemática calle de Guerrero que si, les quedó más funcional, durará seguramente otros 30 años más, eso que ni qué, pero en honor a la verdad está igual de fea que antes, así que a menos que los comerciantes del lugar también le den una manita de gato a sus locales que mucha falta les hace, lejos muy lejos esta de ser un lugar atractivo para el turista.

Y además de poner bella a la ciudad quiero también hacer mención del reconocimiento al cual fue creedor el Municipio de Pachuca, por haber logrado el mejor desempeño en el cumplimiento del programa “Municipios por la Transparencia”, otorgado por el Sistema de Evaluación de Participación Ciudadana y Transparencia (SEPAT), dicho galardón también le pone otra cara a Pachuca.

Las cosas la verdad, pese a que muchos no les guste, van de a poco caminando y esta Administración con Don Eleazar, pinta para ser la que más cambios haga en muchos aspectos en toda la historia moderna de nuestra Capital.

Que pase usted un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx