Déjame te pregunto

¿Celebrando un año más de Hidalgo?

Somos más de dos millones y medio de habitantes y en pocos años seguro que llegaremos a los tres, los que estamos repartidos en alguno de sus 87 municipios, y donde su economía se basa principalmente en la actividad agrícola, la educación de estado y la política.

Ayer se celebró... pocos hablaron de ello, pero no por eso se le resta importancia a este suceso histórico, por lo menos a los que por acá vivimos. Se cumplió el 146 aniversario de la fundación de este Estado que hace más de 20 años me abrió sus puertas para que pudiera vivir.

Curiosamente debería ser llamado oficialmente “Estado Libre y Soberano de Hidalgo”, pero todos lo conocemos simplemente como Hidalgo y su Capital Pachuca, que también debería agregársele la denominación “de Soto” en reconocimiento de Manuel Fernando Soto, Tulancinguense de corazón y quien es considerado el más importante impulsor en la creación de esta pedazo de tierra nacional.

Fue precisamente un 16 de enero pero  de 1869 cuando el Presidente Juárez lo creó por decreto, y que más bien se debió a una estrategia del buen Benito y su gobierno federal para debilitar en aquel entonces al poderoso y enorme Estado de México, pocos también saben que su escudo representativo fue pensado por José Vasconcelos y diseñado por el mismísimo Diego Rivera, curioso ¿no cree?

El nombre Hidalgo es honor a Miguel Hidalgo y Costilla, padre de nuestra Independencia, por cierto ¿Sabía usted que el concepto de Hidalgo tiene su origen en España y es sinónimo de noble? coloquialmente se utilizó para referirse a la nobleza no titulada, se definía como: “el hijo de algo o el hijo de alguien”, en este contexto la palabra “algo” denotaba riqueza y por lo tanto era un sinónimo de “rico hombre”.

Irónica esta definición, porque en este Hidalgo donde vivimos lo que nos hace falta es precisamente eso: “ricos hombres”, lo que hay es más bien pobreza y atraso.

Somos más de dos millones y medio de habitantes y en pocos años seguro que llegaremos a los tres, los que estamos repartidos en alguno de sus 87 municipios, y donde su economía se basa principalmente en la actividad agrícola, la educación de estado y la política.

Así es, esta entidad federativa gira alrededor de la política, aquí casi todas las “grandes” familias aspiran a ser políticos, cientos de millones se mueven de la federación hacia estas tierras año con año y en época electoral mucho más, pareciera ser ya tradición vivir del gobierno, Pachuca su capital es el vivo ejemplo, aquí se come y respira burocracia.

Podríamos decir con esto que bien que mal, deberíamos estar con buenas condiciones de vida, sin embargo la realidad es otra. Hidalgo sigue en el retraso, a pesar de tanto dinero que se inyecta aquí, todavía en varios lugares y con varios servidores públicos que ostentan poder, pareciera que lo que buscan es enriquecerse del pueblo en lugar de servirlo.

Ya sé que se me ha hecho costumbre hablar de lo que a Hidalgo le falta, como lo cité en el párrafo anterior, pero déjeme decirle que también me gusta hablar de todo lo que tiene, tanto a nivel natural como de los lugares construidos por la mano del hombre.

Siempre he creído que esta tierra tiene algo de especial, cuenta con todo lo necesario para crecer, desarrollarse y estar competitivamente en planos muy distintos a los que hoy vive.

Su territorio, la riqueza de su biósfera y sobre todo su gente llena de tradiciones, costumbres, ferias, religiones y grandes deseos de superarse, es lo que lo hace único.

Hidalgo ha sido de siempre un crisol en donde todos convergemos y a pesar de sus grandes diferencias y formas de vida tan distintas, se ofrece como una tierra de grandes oportunidades para quien las quiera aprovechar.

Venga pues una felicitación a este Estado que tiene un año más de vida, trabajemos fuerte y entreguémosle el fruto de nuestro esfuerzo, porque solo así y de a poco, lo iremos levantando y empujando a un futuro más prometedor para nosotros, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, tarea difícil pero no imposible.

Que pase un excelente fin.

dacc_cardenas@yahoo.com.mx