Sin edición

Una patada a la puerta del "Club de Toby"

Desde afuera del Palacio Legislativo y para que las escuchen mejor, las diputadas locales de la LXXIV Legislatura exigen espacios de decisión, plantean propuestas y aguardan un respuesta.

Aunque no lanzan acusaciones o denuncias específicas, la elocuencia de la reunión se evidencia en los tiempos y la integración del quórum: 10 de las 16 diputadas, igual panistas que priistas, de Movimiento Ciudadano y la independiente.

Esta semana será aprobado el presupuesto del Poder Legislativo para 2016 dentro de la Comisión de Coordinación y Régimen Interno.

Ya se anunció con bombo y platillo que habrá una reducción del 10 por ciento en gasto corriente e inversión, han prometido austeridad y eso no puede dejarse de reconocer, pero llama la atención que el presidente de la Cocri, el panista Arturo Salinas Garza, ***no corrió con la cortesía*** de hacerle llegar una copia de este proyecto al Comité de Administración que preside la priista Rosalva Llanes Rivera.

Este comité, integrado en un 80 por ciento por mujeres, tiene la obligación, según la Ley Orgánica del Congreso del Estado, en su artículo 78, de elaborar el Anteproyecto de Presupuesto de Egresos del Congreso, así como realizar las actividades necesarias para evaluar el cumplimiento de los criterios generales de la operación administrativa.

Evidentemente la ley Orgánica del Congreso no se cumplió, el presupuesto no tuvo el trámite procedente y las diputadas locales decidieron alzar la voz. Escogieron el restaurante donde tradicionalmente se reúne la clase política y, tras un desayuno de trabajo, hicieron un posicionamiento.

En sus palabras la reunión tuvo por objetivo: "...demostrarle al resto de los coordinadores hombres en el Congreso que las mujeres pueden trabajar y organizarse", dijo la independiente Karina Barrón; "Es una remodelación y reingeniería del Congreso, las mujeres somos quienes nos estamos ocupando de esto y no porque los hombres no se ocupen, sino porque a nosotras se nos hizo evidente que había que limpiar, arreglar, remodelar...", terció Concepción Landa, de Movimiento Ciudadano. Mientras la priista Patricia Salazar dijo que buscan: "Mejorar el ejercicio legislativo, optimizar el trabajo legislativo, buscaremos reunión con varones". Todas cosas que deberían poder hacer sin necesidad de pedirlas.

De entrada hay dos preguntas importantes: ¿Hasta dónde están dispuestas a llegar para ser tomadas en cuenta? y ¿dónde estaban las otras 6 diputadas?

@dameluna