Sin edición

Pecados legislativos

El catecismo católico dice que se puede pecar de "palabra, obra u omisión", ésta última se define como "el bien que se puede hacer y no se hace". Las razones para la falta de acción son variadas, pero por lo general se refieren al hecho de "no estar obligado".

Desde recoger del piso un papel que alguien más tiró hasta apoyar a una persona con discapacidad que batalla para moverse en cierto entorno no accesible; hay miles de ejemplos que se utilizan para hacer entender a los catecúmenos.

En la política, y específicamente en el proceso legislativo, también existen omisiones, y se entienden como la inactividad de los legisladores en el desarrollo de las funciones respectivas a la expedición de leyes.

El tratadista Fernández Rodríguez conceptualiza la inconstitucionalidad por omisión como la falta de desarrollo por parte del Poder Legislativo, durante un tiempo excesivamente largo, de aquellas normas constitucionales de obligatorio y concreto desarrollo, de forma tal que se impide su eficaz aplicación, así lo cita en su texto En busca de las normas ausentes, Miguel Carbonell.

Como caja de resonancia de los problemas del Estado, donde coinciden la administración del mismo y las cuitas políticas, el Congreso se ve rebasado sobre la labor a realizar y el rezago es un fantasma con el que tienen que aprender a coexistir.

Sin embargo, a diferencia de la doctrina católica, no existen en este caso "actos de contrición", no hay "penitencia" o reparación de daño; lo que dejan de hacer los legisladores impacta en los ciudadanos.

Desde el mes de julio de 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que en lo referente a los artículos que hablan del matrimonio, el Código Civil de Nuevo León es inconstitucional al circunscribirla a "un solo hombre y una sola mujer", y no debe negarse la solicitud a una pareja del mismo sexo.

Sin embargo, el Legislativo se ha negado a hacer las modificaciones necesarias y si bien las parejas tienen la protección de la justicia federal, este proceso puede tardar aproximadamente 24 meses.

El 13 de febrero de este año, la primera pareja de mujeres se casó legalmente en Nuevo León luego de un largo litigio. La semana pasada, el día 19, la SCJN también otorgó un amparo para que se reconociera el concubinato entre una pareja de hombres.

Mientras algunos diputados dicen que ya iniciaran una "mesa de trabajo" para resolver el tema, otros proponen "alternativas", pero no se ve "contrición" y tampoco promesa de cambio.

@dameluna