Emprendiendo con sentido humano

Manufactura ágil

En la Segunda Guerra Mundial, había una elevada demanda de armas de fuego por obvias razones. Las compañías que fabricaban dichas armas no contaban con la capacidad productiva para cubrir esta demanda. En esos tiempos, más que la calidad o la rapidez, las decisiones se tomaban con base en la disponibilidad y el precio de las mismas.

Las compañías se vieron en la necesidad de reformar sus métodos de manufactura para producir en masa, para aumentar su capacidad, reducir los costos y de este modo poder competir a nivel global. A final de los años 80's, surgió una gran preocupación por la pérdida de competitividad de la industria manufacturera de los Estados Unidos; es por ello que en 1990 el Congreso de los Estados Unidos decidió tomar cartas en el asunto y le ordenó al Departamento de Defensa crear un grupo de trabajo para observar a la industria manufacturera del país con el objetivo de volverla más competitiva.

El Departamento de Defensa eligió a un grupo de investigadores del Instituto Iaccoca de la Universidad de Lehigh, donde nació el concepto de manufactura ágil en 1991. El concepto de manufactura ágil está basado en la asociación de empresas en las que cada una tiene algunas habilidades o competencias que aportan a la cadena de suministro; a esta asociación de empresas se le llama corporaciones virtuales, ya que no son propietarias de importantes recursos de capital propio.

Esto ayuda a hacerlas ágiles, ya que pueden formarse y ser cambiadas muy rápidamente.La manufactura ágil se caracteriza por tener una alta velocidad de respuesta para nuevas oportunidades que se presentan en el mercado. La adaptabilidad es la principal característica de la manufactura ágil, que se logra a través de la capacidad de reconfiguración de su sistema productivo. El tener una alta velocidad de respuesta para cambiar los procesos de la compañía le es beneficioso, ya que le permiten introducirse rápidamente en áreas totalmente nuevas que surgen de las necesidades del mercado.

Es muy importante el trabajo en equipo, donde todos los niveles de la empresa deben estar comprometidos para lograr los objetivos de la manufactura ágil, que son el aprovechar oportunidades del mercado en un tiempo corto, a un costo bajo y así obtener los mayores beneficios monetarios.