AGORA

¿Qué nos traerá el 2014?

Esta tarde me asalta una pregunta que de manera azarosa muchos mexicanos nos hacemos al finalizar el año. ¿Qué nos traerá el  2014?  Más allá de creer en el horóscopo, los astros, la vibra, ángeles y cualquier especie de creencias esotéricas, lo que sí es seguro es que nos traerá lo que hayamos construido  en este año que  termina y que de manera concatenada abre el espacio a las oportunidades y retos que nos queramos plantear.
 Y es que la vida, como el mayor proceso de aprendizaje anualmente nos aprueba o desacredita en las capacidades físicas, emotivas e intelectuales que son las herramientas para decir en términos llanos si hemos tenido éxito o fracaso en el más puro de los conceptos, sin entrar en subjetivas definiciones, entendiendo que los logros o errores son de cada quien y que el estado de felicidad de las personas es interno. San Agustín, doctor de la Iglesia decía: Conócete, acéptate y supérate y es aquí a donde quiero llegar. El saber y conocer nuestras capacidades nos abrirá  las puertas para aspirar a tener elevados deseos en la vida.
Ahora que disfrutamos de la comunicación interpersonal por la red, específicamente a través del Facebook  tan rico o miserable es como la gente expresa sus estados de emoción y ver como de manera recurrente proyectan estados anímicos tan cambiantes como las cuatro estaciones de Vivaldi. Cierto estoy que la miseria provoca más miseria a pesar del cariño y afecto que les tengo a entrañables amigos y parientes donde ganas no me faltan para preguntarles: ¿Cómo le hacen para que les vaya tan mal?
En ese sentido vuelvo a mi pregunta de esta última colaboración del año: ¿Qué nos traerá el 2014?, nada, si no se trabajó con estrategia y un plan sobre lo deseado. Creo en la Divina Providencia  pero esta no provee nada sin trabajo, sin ahorro, sin esfuerzo y sobre todo sin la energía necesaria para diagnosticar nuestras debilidades con todo y nuestras filias y fobias  pero siempre partiendo de la realidad.
En sentido contrario: ¿Qué podemos esperar en el 2014?, todo, todo  aquello por lo que trabajemos con ahínco en base a nuestras competencias y capacidades reales, donde los medios no confundan los fines porque se construye sobre terrenos planos y no sobre los escombros. En lo personal estimados lectores, les deseo salud, trabajo y el motor que hace que las cosas buenas sucedan, el amor. Sí son creyentes, Dios con Ustedes durante este 2014. Feliz 2014


ckarmona@yahoo.com.mx