AGORA

Los retos de Rosas Aispuro

Gobernar el cuarto estado del País más grande de México pero con una pobreza económica, cultural y educativa como la que vive Durango es sin duda un gran reto. Para ello, Rosas Aispuro tendrá que afrontar en el muy corto plazo,un diagnostico puntual y objetivo de  las cifras crudas y reales que el proceso de entrega recepción le proveerá, amén de  los retos presentes y futuros del cambio sociodemográfico y del cumplimiento a la agenda de desarrollo sostenible  2030 de Naciones Unidas.

En ese ejercicio de entrega/recepción, no  habrá que traer a los magos de oriente para que den cuentas. Losresultados que se tienen con base en las evaluaciones sobre  variables económicas, educativas y sociales (que  nos colocan por cierto en  últimos lugares con la media nacional), las encontramos en el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), INEGI y en muchos estudios y encuestas que han elaborado organismos autónomos y el gobierno federal.

Antes de eso, los operadores políticos de  Rosas Aispuro deberán desalentar a quienes en un impulso de soberbia y frustración ante la derrota,  acarician la idea de judicializar el proceso electoral del pasado domingo con un argumento matemático muy sencillo: De la elección para gobernador del 2004 a la del  pasado Domingo, el PRI en Durango perdió más de 10 puntos. ¿Cómo traduciríamos esa baja ante los tribunales?

El mayor reto será,articular una agenda ciudadana donde todos quepan y donde sociedad y gobierno visualicemos un Estado con proyecto y futuro, donde el centralismo heredado desde la Nueva Vizcaya,sólo quede en la memoria de la ignominia de quienes se creyeron Virreyes con gobiernos insultantes y demagógicos en todo este tiempo

Queda entonces, el tiempo necesario para la construcción de acuerdos, la negociación y la suma de esfuerzos por un Durango grandioso, que le haga honor a su gente y a su tierra inmensa, la cual,  requiere de un trato especial, el trato que sólo la alternancia ofrece en tiempos de retos y  esperanzas, donde por cierto, las lluvias de mayo trajeron las rosas de junio. 


@cuauhtecarmona