AGORA

Tirar pedradas

En la víspera de las próximas campañas para diputados federales en la Comarca Lagunera, quienes aspiren a representar a la soberanía de nuestra Comarca deberán mostrar  trasparencia y legitimidad en sus aspiraciones políticas. Hoy en día el tema de corrupción y  conflicto de intereses entre quienes detentan el poder, y quienes se relacionan con éstos  es sin duda la prueba del ácido o la “piedra” que los catapulte. Y hablando de piedras, hay un pasaje en el evangelio de  San Juan que dice: “Quién esté libre de pecado, que tire la primera piedra”.  En política, los pecados se pagan con derrotas, y hasta con cárcel. Hoy, sin duda el tema de casas blancas y contratos a constructores amigos es el  tema que sin duda se tendrá que legislar según el  Secretario de Hacienda en entrevista con Carlos Marín.Por ello, si la participación política sociaetal por antonomasia son las elecciones, espacio donde depositamos nuestro derecho a elegir,  el tema de la corrupción que se ha vuelto cultural sin duda debe ser un tema que nuestros candidatos deberán abordar con precisión y libres de toda culpa apartados de señalamientos por corruptelas.Hago votos anticipados para que la sociedad civil organizada no deje   pasar la oportunidad de elegir a quienes queremos que nos gobiernen, a quienes han tenido una trayectoria intachable en la cosa pública y que han servido a la política con esmero y dedicación, esos merecen nuestro voto.  Recuerdo cuando el distrito 02 con cabecera en Gómez Palacio era propiedad de la CTM y eran éstos, y sólo estos los que se postulaban por el distrito que me vio nacer.Participar es entonces la única herramienta que permitirá la sinergia perfecta entre gobernante y ciudadano, donde este último  deberá demandar mejores condiciones de vida y menos corrupción. El País está hasta el hartazgo de malos manejos con los recursos públicos de gobernadores coludidos con el narco, de gobernadores que se construyen presas o que transportan 50 millones en efectivo para tamales y no pasa nada. Es tiempo de elegir, es tiempo de cambiar y tirar pedradas con la conciencia de la corresponsabilidad. Afortunadamente  todo está bajo el escrutinio público de los medios y de las redes. Que se lancen pues los libres de omisión y de pecado o bien, que se enfrenten a la lapidación. Sin embargo, la mejor arma más que una piedra será nuestro voto.  


ckarmona@yahoo.com.mx