AGORA

¿Recortar y endeudarse?

Saber en qué gasta el gobierno el dinero en tiempo de crisis  es una obligación mayúscula cuando se trata de administrar lo poco que se tiene (a pesar de instituciones como Banobras que reservan contratos por 25 años).

Hay entidades federativas que se caracterizan por tener una deuda pública con cargo al erario de grandes dimensiones como en Coahuila con más de 39 mil millones de pesos, otras entidades han sabido llevar sus finanzas públicas de manera equilibrada y con responsabilidad. 

El ejercicio del gasto es sin duda una responsabilidad mayúscula en el ejercicio público.

Responder a las preguntas: qué gastar, como gastar, cuando gastar y sobre todo para qué gastar no tendrán respuesta en este momento cuando el Secretario de Hacienda,  está previendo recortes al presupuesto 2016.

Una medida racional si responde a la crisis en los precios del petróleo. 

Saber gastar es entonces la premisa que todos los gobiernos deben aprender,  desde el municipio que debe  atender a sus ejidos y villas,  los estados  a sus municipios y desde la Federación hacia los Estados.

A nivel Federal (como lo comenté en colaboraciones  pasadas), el Sistema Nacional anticorrupción dará a las instancias fiscalizadoras, sobre todo  a la Auditoría Superior de la Federación las facultades para auditar todas las partidas federales, y poder iniciar procesos a quienes con irresponsabilidad y desfachatez utilizan los recursos para hacerse ricos.

La demanda de los Estados a la Federación de exigir más recursos es por demás comprensible, sin embargo,  hay muchos gobiernos estatales que de  racionalidad, austeridad y de ahorro poco o nada  hacen y en eso habrá que enfocar la discusión para el presupuesto del 2016.

En la Comarca Lagunera se han destinado recursos importantes para la zona metropolitana y su crecimiento, esperemos que haya esa cultura de gastar con base a resultados e invertir en el bienestar de la genta y no con fines politiqueros.

La transparencia no es potestativa, es una obligación de frente a la sociedad. Recortar lo efímero tiene que ser el acicate en toda la administración pública, de lo contrario seguirán los gobiernos estatales  endeudándose porque no les alcanza.

En ese sentido unos recortan, otros se endeudan. Las recientes modificaciones a la normatividad en disciplina financiera esperemos favorezcan la sanidad en las finanzas públicas. 


ckarmona@yahoo.com.mx