AGORA

¡Políticos al bote!

La política Mexicana está llena de reglas no escritas que parece poco a poco se van esfumando, como aquella de que los Gobernadores, una vez terminada su gestión eran intocables. Con Mario Villanueva (ex gobernador de Quintana Roo), los priistas empezaron  a encontrar “otros” métodos para llamar a la disciplina a sus militantes, más allá de  buscar a quienes hubieran robado y desmadrado (permítaseme la expresión), las administraciones públicas estatales. Pareciera que la sentencia era muy maniquea: disciplina o bote.

Para otros ex gobernadores, como los  de Tamaulipas Tomás Yarrington y Eugenio Hernández el destierro ha sido su mejor defensa ante quienes los acusan de malos  gobiernos. Salinas de Gortari negoció con 17 Gobernadores su renuncia.

Lamentablemente, quienes pagamos  los excesos de los políticos somos la sociedad. Dicen que Andrés Granier (ex mandatario de Tabasco), presumía entre sus allegados que tenía más de 400 pares de zapatos; trataba de parecerse  a Doña Imelda,  esposa del dictador de Filipinas Ferdinand Marcosla cual presumía más de mil pares.

Cuanta estupidez y desfachatez en lo público, sin tomar en cuenta a los  prestanombres y testaferros, a otros políticos,  no les ha importado y se han comprado islas en el pacifico mexicano o construido presas privadas en sus ranchos en Sonora.  

Hay quienes entran a la política por vocación, y otros para hacerse ricos. Una realidad inadmisible cuando se nos quiere imponer que la “corrupción”, es un problema sociológico y no, de conductas antijurídicas que deben  ser perseguidas sin simulaciones y revanchismos. Aún recuerdo  cuando el ex gobernador de Veracruz trasportó 50 millones de pesos en efectivo para “comprar” tamales y atole para el día de la candelaria. Él sin duda pensó que era un tema de “cultura” dentro de la advocación a la  virgen María en la manifestación de la Virgen de la Candelaria, pues de otra forma no se podría entender tanto efectivo en maletas de la secretaría de finanzas de Veracruz.

En breve, varios Gobernadores que dejan el cargo estarán siendo llamados a cuentas como el ex gobernador de Nuevo León Rodrigo Medina. Hago votos porque la  Sociedad y  los Gobiernos de la alternanciapidan cuentas en un ejercicio transparente y de cara a la sociedad. La evaluación y rendición de cuentas debe ser el acicate para sí es necesario que los gobernadores, una vez que se les compruebe la corrupción y poderío con el que se “sirvieron,  vayan merecidamente a prisión o al bote que es lo mismo. 


@Cuauhtemocarmona