AGORA

Ley Anticorrupción

La corrupción en México de acuerdo al Banco Mundial le cuesta a nuestro País 9 puntos porcentuales del PIB (1.5 billones  de pesos) cada año. Esto equivale 45 veces el presupuesto de la UNAM. Según transparencia Mexicana los hogares mexicanos destinan 32 mil millones de pesos para sobornos y actos de corrupción sobre todo en trámites, según el Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno 2010 de Transparencia Mexicana.En ese sentido, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recientemente  apuntó  a que México es uno de los países más corruptos entre 46 países analizados. Sólo Paraguay, Venezuela y Rusia por encima de nuestras corruptelas.

Estar en un lugar 43 no es nada honroso.

Dice la OCDE sobre México: “Si bien la magnitud de la corrupción obedece en parte a la ineficiencia del sistema jurídico que procesa pocos delitos, ésta también es resultado de otras debilidades institucionales, tales como una laxa aplicación de la ley, la carencia de restricciones al poder gubernamental y opacidad institucional”.

Y si a esto le sumamos la resistencia a  los mecanismos de rendición de cuentas por muchas instituciones públicas que protegen la información con eufemismos legaloides de manera confidencial, o bien,  reservan  la información hasta donde la norma se los permite,  haciendo de la transparencia un campo pantanoso para que los corruptos delincan con la tranquilidad de que en México no pasa nada, el tema adquiere la mayor importancia en este momento. 

Afortunadamente, en estos días el Senado recibió de la Cámara de Diputados la minuta que se discutirá en comisiones para  la creación del Sistema Nacional Anticorrupción que tendrá entre sus facultades, vigilar y auditar a los Gobernadores los cuales muchos de ellos, han hecho con los recursos públicos su lotería y botín donde Ali-Babá les queda corto.Bien apunta el diputado de la bancada panista en San Lázaro Ricardo Anaya: “México debe ser un país de leyes, no un País de escándalos.

Le estamos dando a México un instrumento eficaz para combatir la corrupción. Le estamos dando a México la posibilidad de un futuro limpio, de instituciones sanas, de democracia plena”. En resumen, un sistema serio que vaya contra los corruptos. 


ckarmona@yahoo.com.mx