AGORA

Jaqueline, Juan y Shamir

Sí las bases del PRI en Torreón buscan candidato de unidad, sin duda Shamir Fernández será el próximo  Presidente del PRI en Torreón, acompañando a Jaqueline del Rio y a  Juan Ávalos en las dirigencias del tricolor en la Comarca Lagunera, un reto que me parece apasionante si de Juventud y fuerza se requiere, amén  del viejo PRI con el que  tendrán que luchar para desterrar aquellas prácticas antidemocráticas y rancias que han llevado al tricolor a segunda o tercera preferencia en comicios estatales o federales, como fue el caso en la Comarca Lagunera (salvo Gómez Palacio)  cuando el PAN arrasó en la Comarca Lagunera y además, hacer valer el liderazgo de la militancia a la cual representan que no se vende por un plato de lentejas  ante las tentaciones centralistas de las cúpulas de su partido. Sin embargo, en esta ocasión no es mi intención  hablar sobre la institución política que hoy cobija a mis amigos, si no de la calidad como personas que los tres poseen, la cual sin duda ponen al servicio de la política y del bienestar social en su justa dimensión, más allá de la demagogia y el populismo que conlleva el trabajo partidista. De manera aleatoria, jamás pensé que Jaqueline del Rio López, compañera de primaria en el Instituto Francés de la Laguna, la niña de puros dieces y siempre aplicada la vería con entusiasmo y total entrega  en el trabajo político, allá,  donde  habitaban sus dormidos  gobernantes  y que poco a poco han  ido  despertando al municipio conocido por sólo el avión de Sarabia y la nieve de Chepo, que por cierto la de Cajeta es inigualable en sabor.Veo en Jaque del Río, porque además la sigo por las redes sociales, a la mujer Lagunera comprometida con su región y la gente que es lo más importante cuando de servir en política se trata. La conozco hace más de treinta años y difícilmente estaría en condiciones de asomarme a un juicio tenebroso donde alguien podría sostener que la Leona, no es como la pintan. Jaqueline, junto con otro grupo de Jóvenes acudimos a misiones con el estandarte Lasallista y la experiencia de  servicio  aún la recuerdo en la Sierra Tarahumara. Estoy convencido que no hay Cristiano que sea tan malo haciendo política como diría San Agustín, y de mi condiscípula y amiga doy fe, sin caer en dogmatismos que podría sin duda mejorar la gestión de Rosario Castro si las oportunidades políticas le favorecen.No doy crédito a la suerte, y en política menos. Quizás mis condiscípulos y amigos nunca se imaginaron a donde llegarían, lo que sí tengo bien seguro  es que hubo un detonante para estar donde la política regional los ha puesto: La calidad en su persona, y su  vocación de servicio más allá de la politiquería y grillería que se da muy bien en los círculos priistas laguneros.  La tarea,  estará en convencernos de que el PRI ha cambiado, de lo contrario, no quiero pensar que serán absorbidos por los demagogos, oportunistas y sinvergüenzas que aún pululan en la   política. Éxito a los tres.  Continuaré… 


ckarmona@yahoo.com.mx