AGORA

¿Estocada a los taurinos?

La prohibición de las corridas de toros en el estado de Coahuila ha enfrentado a los aficionados a la fiesta brava contra los defensores sin haber encontrado puntos de negociación, pues no hubo foros, paneles, y mesas de trabajo para escuchar a todas las partes.

No soy taurino y por tanto me faltan elementos para lanzar  vivas a la fiesta que nos exportó la España colonizadora, pero tengo que puntualizar que disfruté  el coloso de la colonia  moderna hace algunos años, además de varias  visitas obligadasa la monumental plaza de las Ventas viviendo en España.

De ahí, puedo decir sin falsas pretensiones que las pocas veces que  he estado en una plaza de toros he disfrutado la fiesta, más allá del ritual de la estocada y de muchas  faenas impresas en los diccionarios. 

Sin embargo, siendo Torreón una plaza tan importante para los taurinos, la mayoría de los diputados en Coahuila decidieron eliminar el espectáculo de la fiesta brava con el pretexto de que hay rechazo por parte de la mayoría de la ciudanía en pro de velar los derechos de los animales.

Disfruté el espectáculo y respeto a quienes se oponen a éste, en sí, todas las opiniones deben ser respetadas, pero el derecho de las minorías también debe ser respetado en una sociedad plural e incluyente.

Argumentar que la fiesta brava incita a la violencia en México es un argumento tan chafa,  que cae por su propio peso. 

El tema en lo personal es una cortina de humo que tiene un trasfondo que no logro del todo descifrar. Los del partido verde tenían claro que la eliminación de animales en los circos, más allá de la protección y el derecho a que éstos tengan una vida sin maltratos, fue el tema electoral, pues nadie comprobó el verdadero maltrato en los circos, salvo imágenes editadas y setenteras de malos domadores golpeando a caballos, changos o elefantes, en cambio, a pesar de todo este partido bisagra sigue  viviendo a costa de  nuestros impuestos gracias al INE. 

Como aficionado a los Circos, extrañaré por siempre a los animales en sus pistas, partiendo de que eran bien cuidados; Losverdaderos taurinos, extrañaran a los toros, salvo que muchos, como el empresario Herrerías  estén dispuestos a dar la vida, como aquellos que reciben la estocada en una fiesta tan antigua llamada fiesta brava. 


ckarmona@yahoo.com.mx