AGORA

Coordinar la U.A de C

El Alma Mater, sobre todo para quienes hemos estudiado en universidades públicas, será siempre el elemento más importante del sistema educativo formal, casi como una marca genética cuando se aspira a tener un desarrollo profesional basado en competencias, y el principio de un ciclo infinito cuando se piensa en la investigación científica como forma de vida, de ahí, que la educación, y especialmente los sistemas escolares se observen como un gran fenómeno social que condiciona e impone destino y futuro.
Hace 20 años que ingresé a la Universidad Autónoma de Coahuila, específicamente a la Facultad de Derecho, y sí bien es cierto los aprendizajes son más producto de entornos sociales favorables a ellos que consecuencia de las enseñanzas mismas, no podría sostener que el pasado fue mejor, pero si, reconocer que mucho de lo que es hoy en gran medida se debe a la base que le imprimieron los Rectores, allá en tiempos del Doctor Alejandro Dávila Flores, después con el Ingeniero José María Fraustro Siller y ahora con el Licenciado Blas Flores.
En ese sentido, hemos pasado de una Universidad que de no tener doctorados y apenas un nivel elemental de investigación, hoy, goza de un reconocimiento a nivel nacional e internacional, con  sólidos programas de investigación, formación a distancia y un orden organizacional y financiero que muchas universidades desearían.
Podemos decir de la Coordinación de la Unidad Torreón que bajo la dirección rectora que se ejerce desde Saltillo, ordena y promueve las políticas generales de quienes despachan en González Lobo,  reflejando, por ejemplo en el trabajo del académico José Manuel Martínez Gallegos, un gran avance de lo que debe ser la Universidad Pública.
En este contexto, celebro que la ex directora de la Facultad de Contaduría y Administración, Lorena Argentina Medina Bocanegra aspire a Coordinar la U. A de C en un ambiente de unidad y consenso con miras a enfrentar y superar los rezagos que, de manera tanto cualitativa como cuantitativa, enarbolan las Universidades de naciones punteras y con las necesidades que hoy en día el país requiere desarrollar, nuevos conocimientos y tendencias más allá de los métodos tradicionales de enseñanza/aprendizaje.
Las nuevas tecnologías están transformando el mundo y el entorno. Y la Comarca Lagunera no puede quedarse al margen. De ahí la necesidad de que la Universidad Pública del Estado genere sinergias en torno a una región con un desarrollo peculiar propio, mismo que no excluye sino que se enriquece generando un valor local para sumarse al contexto global. Hoy se requiere transformar. Ahora, le queda a la candidata de Unidad garantizar resultados, y mostrar un programa que los cumpla, más allá de que en el bien, fincamos el saber.


ckarmona@yahoo.com.mx