AGORA

¿Consecuencias violentas?

Caracterizado por ser un hombre cauto y prudente en sus declaraciones, el Gobernador del Banco de México Agustín Carstens declaró en Davos, Suiza que: “los  países emergentes deben estar preparados para una crisis potencialmente severa y de consecuencias violentas…”.

En ese sentido, recuerdo aquél comentario del “catarrito” en febrero del 2008 que terminó en una crisis financiera mundial. ¿A qué se refiere el Gobernador del Banco de México cuando pronostica “consecuencias violentas”?Me niego a convivir con la violencia de cualquier género y por ello,  me asaltan muchas preguntas en un clima político y económico por demás anormal en el génesis de este 2016.

 El dólar amenazando con llegar a los 20 pesos; el precio de la mezcla mexicana ayer cerró a 18.90  dólares por barril; los niveles de deuda pública publicados recientemente por la SHCP  se acercan al 50% del PIB, lo cual es una mala noticia para las finanzas nacionales,  ya que los parámetros del Fondo Monetario Internacional (FMI) establecen que niveles arriba  del 50%  del PIB, generan  una calificación de deuda inferior en grado y por ende,  las tasas de interés y los pagos del servicio de deuda aumentan.

Por cierto, ¿sabemos a cuánto asciende la deuda interna y externa del gobierno federal?

La economía de China está desacelerada; Después de varios años con crecimiento de dos dígitos, este 2015 publicó un crecimiento menor a 7%. Las dos principales empresas productivas del Estado (PEMEX y CFE) sin tomar en cuenta a otras y a los Estudios Churubusco, se encuentran en quiebra técnica con pérdidas históricas jamás vistas.

La reforma energética a pesar de tener fundamentos sólidos, no encuentra en la actualidad el mejor escenario para su adecuado desarrollo.

 La SHCP debe ponerse las pilas, hay  dos  áreas en México para impulsar la economía: la primera,  tiene que ver con el turismo; no es casualidad que los 2 estados con mayor crecimiento económico en el 2015 según datos del IMSS fueron Quintana Roo y Baja California Sur (Cancún-Playa del Carmen y Los Cabos), su crecimiento  arriba del 7% del PIB. 

La segunda, fomentar el sector exportador. Con un dólar en los niveles actuales, la exportación sobre todo de manufacturas se vuelve por demás  atractiva,  prueba de ello es el  crecimiento de  Querétaro y Guanajuato por arriba de la  media nacional.

Grandes retos tendrán que afrontar quienes encabezan las finanzas de nuestro País, y sobre todo,  los Gobernadores quienes deben de impulsar el crecimiento desde sus estados de manera pujante, y no, de manera mediocre como Campeche, Chiapas, Michoacán, Veracruz y Durango, por mencionar a los más rezagados en crecimiento económico.

Mientras tanto, hago votos porque no llegué  violencia a México de ningún tipo,  pues con la que tenemos  basta y sobra. 


ckarmona@yahoo.com.mx