AGORA

Color Esperanza

Diariamente cuando llega el tiempo final del  ejercicio cardiovascular, mi sentido auditivo está más que despierto, el recorrido musical tan folclórico  de mi selección musical tan variada y disímbola  coadyuva al 80 % de mi frecuencia cardiaca obligada, creo que el   tilingo lingo coadyuva con mí arritmia cardiaca. Hoy, no escuché el tilingo lingo pero si una canción que hizo bajarme  de la elíptica  pensando que las cosas tienen que cambiar, y que la esperanza en tiempos de crisis es el devenir por el pasar a ser, y que mucho de los males que nos aquejan, es decir, lo que nos sucede ahora tiene que ser un presente efímero donde sociedad y gobierno pongamos lo mejor de nosotros para pasar a mejores cosas.La esperanza para los católicos es una virtud infusa que capacita al hombre para tener confianza y plena certeza de conseguir algo; no es mi intención hablar sobre la religión que profeso, sino invitar a replantearnos las acciones que cada uno de nosotros está aportando al contexto que vivimos. Los mexicanos tenemos que reinventarnos no desde la desgracia y la tragedia como discurso apologético, sino desde la participación activa con propósitos y acciones concretas.Los comicios de Julio próximo deben ser tomados como tal, como cuando se coloca la primera piedra de un edificio donde están puestos todos nuestros sueños, nuestros anhelos; sí, nuestras frustraciones y enojos pasados pero que ahora se han convertido en motores que nos impulsan hacia adelante, hacia arriba, hacia horizontes que no hemos podido alcanzar.  Sí ya estamos cansados y hartos de los corruptos, entonces no votemos por los mismos, y sí hemos votado por los mismos y no han cambiado nada, busquemos otras opciones. El arma más eficaz con la que contamos los ciudadanos es el voto. Y estoy convencido que no hay dinero que alcance para comprar un puesto de elección  cuando el ciudadano está harto y participa activamente. Las elecciones federales han roto paradigmas en las últimas dos décadas.Por eso,  la consigna de hoy es simple: recuperar la esperanza en un replanteamiento nacional en todos sus frentes, rescatar al mexicano que se sabe levantar de sus caídas, sin temor a los retos ni a los desafíos futuros, enfrentar los problemas con audacia. Tengo esperanza que tenemos que cambiar, más allá de la canción que aún tarareo esta noche. 


ckarmona@yahoo.com.mx