DE BUENA FUENTE

El sur de Tamaulipas y el norte de Veracruz

La tragedia de la familia Gómez Monteverde, lleva a recordar que el Fondo Metropolitano (FM), pudo servir para vigilar los límites del norte de Veracruz y sur de Tamaulipas. Las reglas de operación de este programa permiten invertir en infraestructura y equipamiento en sistemas de comunicación e información para la seguridad pública metropolitana.

El objetivo del FM es mejorar la calidad de vida de los habitantes de una zona metropolitana y mitigar su vulnerabilidad ante riesgos en común.

Esta zona metropolitana la integran Tampico, Madero, Altamira, Pánuco y Pueblo Viejo.

La seguridad es tema de todos. Nadie debe sustraerse de esta chamba. Pero el FM sigue trabado.

Aunque el anteproyecto del Presupuesto de Egresos para 2016 excluyó la zona del reparto del fondo, no todo está perdido.

Es cuestión de que los diputados federales rescaten el recurso durante el cabildeo.

Nada sencillo, si se toma en cuenta que hay otros requisitos que cumplir, como reunir a los gobernadores de Tamaulipas y Veracruz. Nada imposible si se considera que tragedias como la que acaba de ocurrir, obligan a voltear a ver que se trata de una zona con problemas en común y como tal deben atenderse.

Que más allá de filias y fobias, es una sola región.

El sur de Tamaulipas y el norte de Veracruz tienen en común mucho más que el río que los une.

Las reglas de operación del FM comprenden un amplio portafolio de rubros, conectividad carretera,  transporte, salud, agua potable, saneamiento, hospitales y… seguridad pública.

Ofrecen alternativas sobre proyectos multianuales.

¿Por qué no se turnan los proyectos como hacen otras zonas metropolitanas interestatales?

La última obra que se hizo, favoreció al sur de Tamaulipas. ¿No le toca ya al norte de Veracruz?

Ojalá pudieran reunirse los mandatarios estatales para instalar el Consejo de Desarrollo Metropolitano y facilitar el rescate del recurso.

¿Qué opinarían ellos de dividir la región para ayudar a la obtención de recursos?

Se fue la 62 Legislatura sin concretarse un foro regional que la Comisión de Desarrollo Metropolitano pretendía efectuar por acá. Urgen políticas públicas de alcance regional y evitar que se sigan desaprovechando los recursos.

Entre el no acceder a fondos federales como éste, los subejercicios en los recursos públicos que sí se consiguen y el recorte que viene, vaya que se perfila complicado el 2016.

Las necesidades requieren de un dinero que no está en el presupuesto.