DE BUENA FUENTE

Que el priismo de Madero no se raja

“No vengo a ver si puedo, sino porque puedo vengo”, dijo ayer Julio Barrientos al abrir su discurso luego de ser ungido candidato del PRI a la alcaldía de Madero.

Por ruido no quedó; pero considerando que llegó en condición de emergente y que es la primera vez que se someterá a las urnas, no se vio lo suficientemente arropado. Ahí se necesita mucho más que lo que ayer se observó.

Quizá la dirigencia estatal quiso cuidar las formas de la llamada convención de delegados; pero sabido es, que ésta es parte del show solamente.

Para ser oposición en el municipio y el estado, el discurso del PRI pudo haber sido filoso; pero se escuchó bastante ligero.

Si quiere hacer un papel decoroso, el partido tiene que cuidar muy bien el mensaje con que Barrientos quiere impactar al electorado.

Debuta como candidato y solo tendrá alrededor de mes y medio para convencer a los maderenses.

Se enfrenta al factor reelección y a un posible efecto López Obrador hacia el candidato de Morena.

Al evento de ayer acudieron las candidatas a la diputación federal en los distritos 07 y 08, Griselda Carrillo y Elvia Holguera, sus suplentes Margarita González Galván y Honoria Mar Vargas, respectivamente.

El exalcalde de Madero Guadalupe González Galván, los regidores Bertha Banda y Mario Gómez; miembros de la clase política como Ernesto Gutiérrez, Óscar Hernández, Cristóbal Ríos, Florencio Bonilla, Gina Barrios, Samira Sosa, Roberto Pizarro, Julieta Alonso, los exdirigentes locales del tricolor Juan Carlos Badillo y Felipe Jiménez, el dirigente de la CTM Carlos Campos. 

La dirigente tricolor Elvia Bayardo le mandó un saludo a Esdras Romero y Humberto Oliva, ausentes en la convención.

La joven es muy buena oradora; pero debió contener un poco su ímpetu, porque el que tenía que lucirse era el candidato y no ella.

Luego de criticar al gobierno panista, dijo que son el partido de la gente con experiencia; pero también el de la nueva generación de políticos que se va abriendo camino con discurso de compromiso y no de ocurrencia.

De Barrientos destacó resultados en su quehacer académico, formando y guiando generaciones de jóvenes. “¡Vive y conoce Madero, está orgulloso de ser maderense!”, subrayó.

Al tomar el micrófono, el candidato afirmó que en la vida no cuentan las veces en que se cae, sino que en cada caída se levanta siendo mejor.

“Los priistas no nos sabemos rajar y ante los grandes retos nos hacemos más fuertes”, concluyó el candidato, quien juega con todo en contra, empezando por su propio partido.