DE BUENA FUENTE

La playa y la plaza de los maderenses

En los últimos dos años, la joya de Tamaulipas ha brillado en Semana Santa. Miramar ha recuperado visitantes, trayendo un respiro a los prestadores de servicios.

La playa de Madero es lo mejor que puede ofrecer el estado. 7 de cada 10 turistas que recibe la entidad, vienen aquí.

En su oportunidad publicamos que Miramar no pintó en el plan sexenal federal de turismo. Alguien no hizo su chamba y no se volteó a ver este punto del Golfo de México, pese a que pide a gritos desarrollo de infraestructura.

Han faltado proyectos estratégicos para hacer la playa competitiva y aprovechar todo su potencial. Las escasas obras planeadas están inconclusas o en el papel.

El descuido a Miramar ya no da para más. ¿Y lo que vino a prometer Claudia Ruiz Massieu cuando fue secretaria de Turismo?

El tema es importante en la coyuntura política electoral. El candidato del PAN a la presidencia municipal, Andrés Zorrilla propone: Convertir a Madero en la gran ciudad protagónica del sur de Tamaulipas por cuanto hace a generación de industria turística. Y es que donde se tiene el potencial natural es allá.

“El nombre de Ciudad Madero lo vamos a posicionar a nivel nacional y con un proyecto de mediano plazo, gradualmente vamos a ir transformando nuestra ciudad”, dice. Busca aterrizar proyectos de alto impacto como el acuario, aterrizar un parque de playa, extender el bulevar costero por lo menos hasta el ex hospital naturista y crear un parque lineal en el paso del Zacate, para aprovechar el frente al río Pánuco.

Va por un cambio en la imagen urbana para conectar la ciudad con sus potenciales. Este proyecto de transformación integral incluye el rescate de la plaza Isauro Alfaro, patrimonio que un particular quitó a los maderenses y que el propio Zorrilla ha luchado por su recuperación, topándose con pared porque el gobierno estatal no estuvo dispuesto a hacer lo propio. El candidato del PAN ve un Madero que está peor al de hace algunos años, pues se ha perdido la oportunidad de que la ciudad desarrolle sus propios potenciales. Humberto Oliva, el candidato del PRI, Verde y Panal, afirma que una de sus prioridades será el impulso al turismo y el desarrollo de la infraestructura en la playa de Miramar. Se compromete también a arrancar el acuario, un parque de playa, seis pasos peatonales hacia la costa, recuperar la plaza Isauro Alfaro y reactivar la economía del centro mejorando la imagen urbana. “Hay que continuar con lo que se ha hecho en esta administración”, dice.

Madero requiere un cambio de rumbo. La lucha por la alcaldía es un tema de credibilidad.

¿Creerle al petrolero Humberto Oliva o al empresario Andrés Zorrilla?

164 mil 436 maderenses tienen la palabra el 5 de junio..