DE BUENA FUENTE

El minipuerto

La semana pasada, el diputado federal Germán Pacheco nos enteró de una corrección al proyecto de la Terminal de Usos Múltiples.Ya no se haría rumbo a las escolleras, sino hacia una bodega ubicada en un muelle de Pemex.

Que porque el plan original taparía la rampa de la Virgen del Carmen en la colonia La Barra y se pediría a Pemex ceder el terreno de la bodega.Al respecto, un especialista en desarrollo portuario me dijo:  El único muelle disponible que existe cerca de Pemex es el de carga blanca (que no se encuentra en uso, pero es un riesgo utilizarlo porque a un costado está el muelle destinado a los barcos gaseros) ubicado precisamente a un costado de la pretendida TUM.

“Pero no hay una bodega ahí”, expresó.Además, cuestionó: “¿Es creíble el cambio de un proyecto de infraestructura que supone años de estudio y ahora dependa de la existencia de una bodega? ¿A estas alturas se modifica?”.

También le pareció sorprendente la afirmación del director de API Tampico, Jorge Rojo de la Vega de que la TUM va avanzando conforme a los tiempos normales de ejecución de las normas internacionales de navegación. Y es que según el funcionario federal, una vez que se actualicen dichas normas habrá de continuar la obra, pues cambian año tras año. 

El experto consultado cuestiona entonces:“¿Acaso las mejoras y adecuaciones a los grandes puertos del país se suspenderán debido a estas normas internacionales cambiantes?”…“¿Quién emite estas normas internacionales en la construcción de nuevos puertos?”…Desde su punto de vista, únicamente existen  normas que enmarcan el sistema económico internacional, la economía regional de un país y su área de influencia; la tipología de las cargas para el diseño de los puertos y el dimensionamiento de los mismos, zonas de carga así como su plataforma logística internacional.

Opina que la TUM es un proyecto con muchas interrogantes debido a su dimensionamiento, un solo tramo de muelle. Su aparente ventaja competitiva únicamente con el puerto de Tampico es su ubicación cerca de la bocana, pero solo para una tipología de embarcaciones que en su mayoría se encuentran en fase de desplazamiento por obsolescencia funcional.

En ese sentido, dice, la TUM está destinada únicamente a recibir embarcaciones con rutas de cabotaje y no de embarcaciones de gran calado. No ofrece las condiciones para las nuevas embarcaciones de carga ni de las destinadas al turismo.Por el calado del Pánuco no se puede dar la profundidad suficiente debido a condiciones técnicas.

Es un proyecto con una visión no considerada ampliamente dentro del contexto del comercio internacional y del ámbito del desarrollo regional. ¿A qué tipo de mercado se enfocó o qué tipo de embarcaciones se proyectó? Son puntos interesantes que las autoridades deben contestar.

Es un proyecto que nació con incertidumbre en sus expectativas, aunque algunas autoridades lo sobredimensionaron para colgarse de él, siendo una obra federal.

La TUM no podrá recibir los cruceros de las grandes líneas navieras internacionales, por lo menos de aquellas que cubre la ruta del Caribe Mexicano y puntos del este de los Estados Unidos.