DE BUENA FUENTE

Y ganó el no

El debate en tribuna parecía interminable. Se discutía la creación de un fondo estatal para desastres.

El bloque mayoritario en el Congreso se negaba a abrir dicho fondo pese a que lo contempla la propia Ley de Protección Civil en su artículo 5.

¿Lo que dice la ley se discute? ¿o es de aplicación obligatoria?La oposición cerró filas y apoyó la propuesta del perredista Jorge Valdez: Sí al fondo estatal de desastres.

Pero el PRI, PVEM y Panal se aferraban a que No, No y No.¿Y qué creen? Ganó el No.  Antes de votarse el punto, el priista Heriberto Ruiz defendía el rechazo.

“No se trata de disponer recursos, sino de saber cómo los vamos a ejercer… Se está constituyendo un atlas de riesgo que refleje necesidades… tenemos que partir de la planeación…” dijo.

El panista Francisco Elizondo señaló: “Se puede hacer una reserva con un tope que se puede consensar…” Y pidió a los priistas: “No desechar por desechar… no le demos palo a algo que es en beneficio de los tamaulipecos”.

Erasmo González del PRI, respondió: “Ya hay una línea de crédito para atender daños en infraestructura carretera y vivienda”.

El perredista Jorge Valdez apuntó que aunque hay un fondo federal, el recurso no alcanza porque no se administra bien.Además, aseguró que el Fonden no ha llegado a los afectados por Ingrid y puso de ejemplo una escuela del Poblado El Limón que desde entonces se quedó sin sala de cómputo. 

El diputado priista Homero Reséndiz protestó:“Fui testigo de la oportuna intervención de las autoridades”. Valdez lo retó a ir juntos a la escuela a constatar la falta de apoyo.

“Las autoridades solo fueron a tomarse la foto”, dijo.Heriberto Ruiz Tijerina entró de nuevo en acción:  “La SEP hizo un inventario de daños… se sigue un procedimiento”.

Erasmo González insistió: “Ya hay una línea de crédito para usarse por daños como efecto de un fenómeno meteorológico”.Ruiz Tijerina no quitaba el dedo del renglón:  “El inventario de la SEP dio prioridad a las escuelas con daños en todo el inmueble”.

El petista Arsenio Ortega, se desesperó: “Nos estamos saliendo por la tangente, si la SEP hizo o no, ese no es el problema… no hay argumentos para decir que no quieren un fondo de desastres… que si los funcionarios fueron, es su obligación”.

Y remató: “Cierto, hay un crédito, pero es deuda que irá creciendo año con año, pues cada año hay desastres naturales en Tamaulipas… señores, la necesidad es evidente y no lo pueden negar”.

El priista Eduardo Hernández puso fin al debate: “Este crédito disponible es por 279.9 millones… no se puede hacer una doble función”.

La aplanadora se activó con 20 votos para rechazar el fondo y 11 a favor del PAN, PRD, PT y MC.Para cerrar con broche de oro, el presidente de la mesa directiva, felicitó a los diputados que hicieron el dictamen por su participación de gran altura.

El Congreso de Tamaulipas tiene este año un presupuesto de 129.6 millones de pesos, de los que 95.5 mdp se van en sueldos.

Su función es hacer leyes, pero al parecer, también pasarlas por alto.