DE BUENA FUENTE

La experiencia Eagle Ford

Alejandra Bueno habló en el Primer Symposium Realidad Energética. Reto para Tamaulipas 2014, sobre lo que ha sido el Eagle Ford Shale para el estado de Texas, el impacto que eso ocasionó y cómo se vivió.

Ella es presidenta de la Comisión de Energía de la Asociación de Empresarios Mexicanos en aquel estado norteamericano.

Le tocó ver la transformación causada por la revolución del shale y en particular por el Eagle Ford Shale. Conoce mucho de la actividad industrial que pertenece a la extracción de recursos no convencionales.

Esto es, a la energía o los hidrocarburos que requieren una tecnología especial en donde fracturan la roca a través de perforación con agua y arena.

Básicamente van sobre un área de formación rocosa y está debe tener como característica que sea porosa y sea permeable.

Con esa tecnología es relativamente fácil y predecible ir accesando a la extracción de hidrocarburos. 

Hay muchos lugares en el mundo donde existe Shale, no solo en Estados Unidos y México.

Al hablar de lo que pasó en Texas, mostró un mapa de los condados que cubren el área del Eagle Ford Shale y fue indicando las comunidades que han saltado al plano internacional.

Comunidades donde se batallaba para construir hoteles y cuando vino este boom, hubo necesidad de crearlos en masa.

Toda esta actividad los tomó por sorpresa, pero se organizaron para responder a esto y recibir los beneficios que se derivarían.

Ahí es donde vino la revolución del Shale, no necesariamente por lo que pasó en el Eagle Ford Shale, sino por el empleo de la nueva tecnología del fracking con fractura hidráulica y perforación horizontal.

El fracking ya existía como desde 1946, pero lo que viene a partir de 2008 y alrededor de esos años es la perforación horizontal para extraer gas y petróleo.

Ahí es donde viene la gran sorpresa para Estados Unidos y  el mundo, con el potencial del Shale que hizo a este país ubicarse como primer productor mundial de petróleo, por encima de Arabia.

Esta técnica ha transformado el mercado energético de Estados Unidos. Lo revolucionó.

El Eagle Ford Shale es un yacimiento de hidrocarburos que tiene una profundidad de 4,000         a 14,000 pies. Es un descubrimiento de gran importancia ya  que  dicha formación  contiene gas natural y yacimientos de petróleo.

La revolución del shale fue llamada “la bendición de Texas”.

Alejandra Bueno destacó en el symposium energético el despertar de la actividad en una zona muy rural y cómo se fueron levantando los permisos para exploración en el área.

La producción creció de manera dramática con las nuevas tecnologías y su costo de inversión se ha reducido de una manera significativa. El agua se utiliza menos, se recicla, es una industria que está en constante evolución.

Al opinar de la reforma energética aprobada en nuestro país, la ponente dijo que genera retos importantes.

Del tema se continuará comentando en una segunda parte, en este espacio.

El Primer Symposium Realidad Energética. Reto para Tamaulipas 2014, es un evento organizado por Grupo Milenio y este viernes concluye.