DE BUENA FUENTE

Otra evaluación a Tamaulipas

La Auditoría Superior de la Federación también evaluó los avances en la aplicación de la Ley de Contabilidad Gubernamental en  estados y municipios.

Hay que recordar que con ella se pretende transparentar y armonizar la información relativa a la aplicación  de recursos públicos de los tres órdenes de gobierno.

Los reportes de la ASF mostraron avances significativos en el proceso de armonización contable.

No obstante, todavía hay ciertos retrasos. Al cierre de las auditorías se tenían pendientes algunas de las disposiciones en cuatro entidades federativas. 

Tabasco presentaba el mayor retraso.

Por lo que hace a la implantación, los gobiernos estatales presentan un cumplimiento promedio del 75.6 por ciento y ya están generando estados financieros armonizados.24 estados tuvieron calificación alta y 8 de media.

¿Cómo le fue a Tamaulipas? Se puede decir que bien, pues presenta un avance promedio del 80 por ciento y se estima concluir en este primer trimestre del año.

¿Qué falta? Pues según el dictamen, el estado cuenta con avances en la adopción e implantación de las normas, pero aún no se pueden emitir la totalidad de los reportes y procesos requeridos (momentos contables).

Las disposiciones fueron publicadas en el periódico oficial y en la página del gobierno del estado en las fechas indicadas.Se tiene un “gran avance” en el proceso de armonización contable.

Sin embargo, falta personal capacitado, asesorías y recursos económicos.Es todo un reto. Se deberán mostrar los estados financieros en tiempo real.

En la evaluación se revisaron tres municipios: Altamira, Nuevo Laredo y Reynosa.Altamira cumplió con 13 normas y el resto está en un 80 por ciento, el marco conceptual y los lineamientos sobre indicadores para medir los avances físico-financieros. 

Reynosa implementó 14 de 15 normas vigentes en 2012, con un avance del 90 por ciento. Falta implementar los lineamientos sobre los indicadores para medir los avances físicos y financieros relacionados  con los recursos públicos federales.Nuevo Laredo cumplió con 14 normas, el 93.3 por ciento de avance. 

Le faltó implementar los lineamientos sobre indicadores para medir los avances físico-financieros.

La información financiera que se genera se centraliza en una sola base de datos y se tienen homologados los registros.

El problema que se presenta en estados y municipios es que el equipo de cómputo es insuficiente.

No se tienen recursos para la adquisición de licencias y equipo informático.

Existe resistencia al cambio del personal operativo.

Se tiene una inadecuada coordinación entre los organismos involucrados y el personal aún no está del todo capacitado.

La expectativa que se creó en torno a la Ley de Contabilidad Gubernamental, es que traería muchos beneficios en la rendición de cuentas y la transparencia financiera en los tres órdenes de gobierno.

Cada vez se va ganando más terreno a la opacidad. Pero el camino aún es largo.