DE BUENA FUENTE

La apuesta del PRI

Enrique Peña Nieto echó mano de algunos de sus colaboradores para la causa priista 2015.Vienen a Tamaulipas tras el desastre electoral de 2012.

Recordemos que entonces, se perdió aquí la elección presidencial, la de senadores y seis de ocho distritos,   

No queriendo errarle, se recurre al reciclaje. De los cuatro que salieron del horno, dos ya fueron diputados federales.

Paloma Guillén llegó por la plurinominal en la legislatura anterior (LXI). Miguel González Salum estuvo en la antepenúltima (LX) tras ganarle a Lydia Madero del PAN.

El priista obtuvo 64 mil 657 votos. La dama, 48 mil 736. Era el año 2006. Ninguno de los dos ha dejado mal parado a su partido en elecciones locales.

En 2010, el ex encargado de las arcas estatales le ganó la alcaldía de Victoria a Ricardo Rosales del PAN. 87 mil 755 sufragios contra apenas 18 mil 450.

(Pregunta inocente: ¿Por qué será que el PAN suele poner candidatos desconocidos especialmente en la capital del estado?)

Sin embargo, ahora que va por una curul en la 63 legislatura, Salum tendrá que empezar por convencer a sus propios compañeros de partido, pues hasta manifestación hubo por su imposición.

Paloma a su vez -quien dejó el cargo de subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Segob- la última ocasión que se caló en la urnas fue en el año de 1998, cuando le ganó la diputación local a Marcela Navarro.

El triunfo fue apretado, pero triunfo al fin: 20 mil 382 de la priista contra 19 mil 617 de la candidata del PAN.                              

En la 61 legislatura, Mercedes del Carmen fue compañera de bancada de Alejandro Guevara Cobos y Edgardo Melhem, cuyos nombres también sonaron como prospectos para la Cámara Baja nuevamente, aunque ayer se decía que este último “siempre no”.

No olvidemos que entonces, el PRI tenía el 8 de 8 que tanto presumía Ricardo Gamundi, y  ahora solo tiene 2.

Así que, para la 63, apuestan a quienes ya han ganado elecciones  para recuperar terreno perdido.¿Será que lo que se hizo antes, se hizo mejor?

Su partido ahora los quiere de regreso... si es que esta vez resultan electos, y  es complicado porque tienen que remar contra corriente, pues el PRI-gobierno no tiene al electorado muy contento que digamos.

En 2009, en el distrito de Mante, el ahora ex coordinador de giras presidenciales de Enrique Peña Nieto ganó con 66 mil 878 votos. A su rival del PAN, Anuar Jobi Hage, apenas le alcanzó para 38 mil 394.

Alejandro Guevara Cobos admitió ayer que va de nuevo por la diputación federal por el distrito cañero.

Será una prueba de fuego para él… la primera aduana pues, pensando en 2016.

Peña Nieto envió a Guevara y a Paloma a Tamaulipas. Los mandó a probarse en las urnas. ¿Quién le rendirá mejores cuentas?

El 7 de junio hablamos… les dijo, probablemente.

Su partido los maneja como candidatos competitivos, su principal obstáculo quizá, son los golpes que ha asestado el gobierno federal a la población, desde muchos frentes.