DE BUENA FUENTE

¿Yunes y Cabeza de Vaca sí harán región?

Veracruz también hace historia. El estado vive un momento inédito, luego de haber sido saqueado.

La entidad colapsó por tanta corrupción. Ahora llega un gobierno que no es del PRI, aunque de ahí salió el nuevo gobernador.

Tras ganar los comicios del 5 de junio, bajo la coalición PAN-PRD, el panista Miguel Ángel Yunes es el nuevo mandatario de mi estado natal. Va por un periodo de dos años.

Del robo en despoblado que Javier Duarte cometió en Veracruz, se ha dicho mucho, aunque quizá no lo suficiente.

“Que pague por lo que hizo”, dicen, recio y quedito, los habitantes de tan maltratado estado.

El nuevo gobernador dijo ayer: “Veracruz es más que una crisis”. Llamó a un pacto social por el bien de Veracruz, donde coincidan todos.

Un pacto social para restablecer el orden.

En la toma de protesta, su homólogo tamaulipeco le devolvió la copa y asistió a la ceremonia. El 1 de octubre, cuando Francisco García Cabeza de Vaca hizo lo propio, invitó a los gobernadores de la región, electos y en funciones, a hacer equipo.

Les dijo entonces que sería un buen vecino y un gran aliado.

Les propuso una policía interestatal y un centro regional de mando y operación con tareas específicas en sus colindancias, equipado con tecnología de punta e inteligencia compartida, para cerrar el paso a esa delincuencia que saca ventaja de nuestras fronteras.

“Se requieren estados más fuertes, para cuidar mejor a nuestras familias”, dijo el tamaulipeco.

Se espera que el discurso pase a los hechos. Y pronto. Que no se les olvide que el sur de Tamaulipas y norte de Veracruz es una zona con problemas en común, y deben atenderse.

En los límites de ambas entidades han ocurrido tragedias que hacen recordar que es una zona descuidada y desprotegida.

El Fondo Metropolitano pudo servir para infraestructura y equipamiento de sistemas de seguridad.

Esta zona metropolitana la integran Tampico, Madero, Altamira, Pánuco y Pueblo Viejo. La seguridad es tema de todos.

Pero el Fondo Metropolitano sigue trabado. Javier Duarte y Egidio Torre no tuvieron voluntad política para reunirse y desatorar este asunto.

La esperanza está puesta ahora en Yunes y Cabeza de Vaca.

Tienen en común mucho más que el río que los une.

 Urgen políticas públicas de alcance regional y evitar que se sigan desaprovechando los recursos.

Empresarios les piden gestionar que se quite la caseta del puente Tampico, ya que ha sido un obstáculo para el desarrollo integral de la región.

Y no, no cimbró a México…