DE BUENA FUENTE

Tache a los gobernadores

El 5 de junio, 12 estados van por nuevo gobernador, alcaldes y diputados locales.

Los mandatarios que terminan, se van dejando como herencia un crecimiento económico por debajo de la meta, desempleo y rezagos importantes.

Tienen cita en las urnas: Tamaulipas, Veracruz, Puebla, Sinaloa, Quintana Roo, Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Tlaxcala y Zacatecas.

Concluyen Egidio Torre Cantú, Javier Duarte, Rafael Moreno, Mario López, Roberto Borge, Carlos Lozano, César Duarte, Jorge Herrera, Francisco Olvera, Gabino Cué, Mariano González y Miguel Alonso Reyes.

Un análisis del observatorio económico “México, ¿cómo vamos?” nos da una idea clara de las cuentas que entregan los gobernadores salientes.

El grupo de expertos creó la herramienta “Semáforos Económicos Electorales” para evaluar las administraciones salientes e identificar los pendientes de cada estado.

Las nuevas administraciones deberán redoblar esfuerzos y trazar acciones puntuales para alcanzar objetivos de crecimiento económico, reducción de pobreza y generación de empleos formales.

Y es que solo Aguascalientes y Quintana Roo alcanzaron tasas de crecimiento promedio superiores al 4.5% en los últimos 5 años, con  5.5% y 5.2% respectivamente.

En Tamaulipas y Veracruz el crecimiento promedio anual fue solo de 2% y 1.4% respectivamente, quedando como las entidades más alejadas de la meta.

En materia de generación de empleo formal, únicamente Aguascalientes cumplió su meta e incluso la rebasó al crear 108% de los empleos necesarios para darle cabida a la población que se incorpora a la fuerza laboral en su estado.

Veracruz, Oaxaca, Tlaxcala e Hidalgo alcanzaron sólo el 16%, 17%, 25% y 28% de sus respectivas metas. Tamaulipas obtuvo 31%, resultando el quinto peor estado en este indicador, porque de un promedio de 36 mil empleos formales anuales trazados como objetivo, solo alcanzó un promedio de 11 mil 529.

Según dijeron los expertos “los resultados que presenta Aguascalientes son muestra de que los recursos naturales y el petróleo no son indispensables ni clave para la prosperidad, sino que el trabajo basado en  políticas públicas adecuadas, planeación y continuidad permite lograr objetivos de largo plazo y bienestar en la entidad”. Fue la única entidad con todos los semáforos en verde.

En ocho estados, el porcentaje de personas en pobreza laboral aumentó, siendo éstos Tamaulipas (35% a 39.4%), Veracruz, Hidalgo, Puebla, Oaxaca, Zacatecas, Quintana Roo y Sinaloa.

De los siete indicadores, Tamaulipas tuvo semáforo rojo en crecimiento económico y generación de empleo.

Amarillo en productividad y pobreza laboral y verde en deuda pública reportada a la SHCP, informalidad laboral y desigualdad laboral.

Es el Tamaulipas que va a la elección más competida de su historia.