DE BUENA FUENTE

Recorte al gasto en salud= Más enfermedades y muerte

La senadora tamaulipeca Maki Ortiz, reprochó al secretario de Hacienda, Luis Videgaray el recorte al gasto en salud para 2016.

Le dijo que puede significar “más enfermedades y muerte”.

Pidiéndole un presupuesto más humano, le expresó en su comparecencia: “Vengo a hablarle,con la humildad desde la enfermedad”.

Y es que ella luchó y venció el cáncer de mama, como toda una guerrera. “No podemos recortar las enfermedades con la misma pluma con la que se ha recortado el presupuesto de salud”, advirtió.

De acuerdo con sus cifras, el gasto en salud en México equivale a 6.2% del PIB. Uno de los más bajos en comparación a economías similares como Chile o Brasil que destinan 7.7% y  9.7% respectivamente.

Recordó que en 2013 se creó un impuesto a las bebidas saborizadas y a los alimentos con alto aporte calórico, que logró recabar en 2014 y 2015 más de 66 mil millones de pesos, “fue todo un éxito”. Lo que no ha sido exitoso, dijo, es que los padecimientos para los que se argumentó dicho impuesto solo han recibido a través del programa de Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, recursos equivalentes al 1% en la recaudación del 2014. Y una estimación en 2015 de 1.38%

La senadora destacó que para 2016, se manejó un recorte en la Secretaría de Salud de poco más de 5 mil 181 millones, comparado con el original del 2015. Le pidió revaluar la asignación. Y cuestionó:

“¿Cómo se justifica un segundo recorte, después del que tuvimos este mismo año por 9 mil 765 millones, cuando han aumentado muchas enfermedades?”

A lo que Videgaray respondió: “No puedo más que admirar la convicción con la que trata un tema tan sensible, mucho más allá de la política hacendaria,  ilustra la complejidad de tomar decisiones presupuestales, que muchas veces afectan inevitablemente rubros que tal vez no deberían afectarse”. Precisó que el gasto que se propone para salud en 2016, es de 524 mil 646 millones de pesos.“Esto, efectivamente implica una disminución del 1.3% en términos reales” reconoció.

Argumentó que el recurso a salud se incrementó al principio de la administración. Y añadió: “No puedo estar más que de acuerdo con usted, también estamos obligados a hacer una revisión de la eficiencia del gasto público”. Dijo que hay ineficiencias e irregularidades en los recursos transferidos a los estados.

Y que el balón para 2016 ya está en la cancha de los diputados, pero se comprometió a revisar las partidas de salud  reducidas en  2015 y restituir montos cuyo recorte esté dañando la salud de los mexicanos.

Valdría la pena que también revisaran los subejercicios a los programas de salud en los estados, para proceder penalmente contra los responsables de que los recursos no se ejerzan o se ejerzan mal.