DE BUENA FUENTE

Primera batalla PRI-PAN en el Trife

El PRI de Tampico perdió su primera batalla en tribunales. El Trife negó que María Elena Figueroa realizara actos anticipados de campaña con sus espectaculares.

El tricolor primero recurrió al INE con su queja. Luego ésta cayó en la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF o Trife) pero no procedió.

Los priistas entonces apelaron.Pero ahora fue la Sala Superior quien no encontró delito que perseguir. Y es que según la ley, son actos anticipados de campaña los que llamen a votar  por un partido político.

Para los Magistrados, los espectaculares se enfocaron a buscar el apoyo de la militancia panista, para la postulación.No difundieron plataforma política, ni pidieron el voto del electoradoen general.

De acuerdo con su sentencia, en las precampañas se vale hacer uso de carteles, espectaculares, engomados y reuniones para lograr el consenso y elegir a quienes reúnan los requisitos para ser candidatos.

Desde la óptica de los abogados priistas, el incluir la imagen y el nombre de María Elena Figueroa bastaba para acreditar una irregularidad. Además, como el emblema del PAN estaba marcado con una “paloma”, debía entenderse como signo de llamar al voto en su favor.

El TEPJF contestó que la propaganda de precampaña puede contener nombres, imágenes y expresiones en busca del respaldo de los militantes para ser postulado.

Eso sí, debe quedar claro que es un precandidato, que es un proceso interno de selección y de qué partido. Por tanto, la inclusión del nombre e imagen de la precandidata, así como el emblema del PAN resultó ajustada a derecho, se dijo.

La autoridad respondió que la “paloma” que se hizo notar, no alude a la jornada del 7 de junio y solo cumplió la función de llamar la atención de la militancia sobre el proceso interno.

El PRI alegó que era una forma de comunicación persuasiva cuando es público y notorio que está en curso el proceso electoral. Insistió en que al promoverse la imagen de la aspirante se estaba afectando  grave y sistemáticamente el proceso electoral.

“El despliegue de espectaculares por todo el distrito, así como en su red social, contiene su nombre e imagen y el emblema del PAN marcado como signo inequívoco de voto, lo que tiene como propósito incidir en las preferencias de los electores y favorecer al PAN”, argumentó el tricolor.

Fue un mensaje para la militancia y no para la ciudadanía en general, insistió el TEPJF al declarar inoperante el agravio, así como deficiente el planteamiento de impugnación.

Qué tal. Y esto apenas va a empezar.