DE BUENA FUENTE

PRI no cumple con mujeres

El priismo tamaulipeco es el primero en no cumplir con las mujeres.

Su dirigente, Rafael González Benavides se cansó de decir que irían con 4  hombres y 4 damas a disputar 8 distritos.

Aparentemente no se viola la paridad de género, pues la Cámara de Diputados tiene 300 curules de mayoría y el 50-50 en las candidaturas no aplica necesariamente por estado, sino en el listado final de los partidos.

Hasta hace unos días, el PRI estatal aseguraba que irían mitad y mitad. Pero como nuestros políticos así como dicen una cosa dicen otra (como la chimoltrufia) van 5 señores y 3 mujeres.

Y luego se quejan de que nadie les cree.    

Ayer se registraron internamente los 4 que les faltaban para cerrar su equipo de contendientes.

Enrique Peña Nieto decidió que su amigo y ex cercano colaborador Alejandro Guevara pelee nuevamente el distrito de Mante. ¿Será que lo quiere calar?

Guevara Cobos ya fue diputado federal, lo mismo que Edgardo Melhem Salinas, quien repite por el distrito de Río Bravo, para lo cual dejó la delegación federal de Sedesol.

Por Madero la juega el alcalde con licencia Esdras Romero Vega y por Nuevo Laredo Yahleel Abdala Carmona, de quien solo se sabe que es hija del ex diputado federal y local José Manuel Abdala de la Fuente.

Según el PRI estos 4 van por designación y se suman a los 4 que van a la convención de delegados y en donde están Paloma Guillén Vicente por Tampico, Miguel González Salum por Victoria, María Teresa Camargo de Luebbert por Reynosa y Daniel Sampayo por Matamoros.

Sea por un “método” o por el otro, son los beneficiados del dedazo desde fuera  del estado. 

Y la balanza se desequilibró al ser solo 3 mujeres y 5 hombres, lo que puede no contravenir la ley pero refleja resistencia a abrir más espacios al género.

El hecho de que vayan más varones muestra un incumplimiento del PRI principalmente con sus propias militantes. Aquellas que veían en la coyuntura de la paridad el momento de ser tomadas en cuenta.

Coincido con quienes piensan que muchas veces los espacios ahí están, pero en ocasiones la mujer no toma las oportunidades a su alcance, mismas que hay que buscar y pelear. Que no hay mano negra pues, o consigna contra el género.

Pero también creo que hay mucho de machismo aún en la clase política del estado. Y más allá de eso, es el juego de intereses y cuotas el factor predominante.

Se insiste: El PRI tamaulipeco sigue siendo inequitativo con sus mujeres.