DE BUENA FUENTE

ITAIT, de mal en peor

Quisiera en un ejercicio de fe, creer en el ITAIT...

Ese Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Tamaulipas sí que es un caso serio.Quiero hallarle el lado, descubrir que algo bueno aporta a la población…pero por más que me esfuerzo….no le encuentro…

Busqué en mis archivos para recordar si algún día el organismo convenció o por lo menos hizo la lucha de ser creíble y confiable.

En 2009, a un año de su creación, escribí que el ITAIT seguía sin poner el ejemplo a los demás entes públicos, pues no transparentaba su propia operación.

En su portal daba a conocer que tenía entonces un presupuesto de 9.6 millones de pesos, pero no rendía cuentas de su aplicación.

Había desde entonces opacidad en los sueldos, pues no informaba el ingreso real de los comisionados, mostrando solo un confuso rango de entre 44 mil y 88 mil pesos.

Cinco años después de ese análisis, el ITAIT sigue siendo opaco y confuso en sus sueldos…

En días pasados, se observó que actualmente en su portal informaba que los comisionados seguían ganando entre 44 mil 745 y 88 mil 545 pesos, mientras que el Congreso del Estado exhibía montos de entre 78 mil 940 y 113 mil 940 pesos…

El jefe de la Unidad Informática del ITAIT, Juan Armando Barrón, tuvo que salir a decir que se trataba de un error técnico, pues el dato no había sido actualizado, pero que no se trataba de un engaño.

Patético caso.

Al llamado “órgano garante de la transparencia” le presupuestaron este año 12.9 millones de pesos.Que no sea dinero tirado a la basura, habiendo  tantas necesidades de obras y servicios, pero sobre todo, tantas familias pasando hambre y frío.

El Instituto está obligado a vigilar se aplique la transparencia, pero no ha sido capaz de ejercerla en su propia casa.Por eso no sorprende que prestigiados organismos no gubernamentales lo ubiquen entre los peores institutos de acceso a la información en el país.

Y cómo no, si el ITAIT se niega a aplicar el sistema Infomex que ya operan 26 estados del paísHasta el propio IFAI lo anda correteando para que Tamaulipas utilice esa plataforma de solicitudes de información que provoca urticaria en estas tierras.

A seis años de su creación, el ITAIT tiene un grave problema de opacidad y carece de independencia.

Por eso, tampoco sorprende que después de haber advertido que los municipios tenían hasta el 30 de enero para actualizar sus portales en Internet con toda la información a que están obligados a difundir, nada haya ocurrido.

¿Y quién vigila a este organismo?