DE BUENA FUENTE

Diputados no hacen la tarea

El Congreso de Tamaulipas, debería dejar de ser una fábrica de alcaldes y asumir su responsabilidad como productor de leyes.Y es que desde la anterior Legislatura, siguen pendientes asuntos importantes. Los anteriores diputados se fueron dejando en el refrigerador temas que debieron resolver de inmediato.

Por ejemplo, ah cómo muestra resistencia el Congreso Local a las candidaturas ciudadanas. Usted recordará que tuvo que salir el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a ordenar que se aprobaran a la de ¡ya! después de vencer el plazo en agosto del año pasado.

Tuvo entonces que reparar la 62 Legislatura la omisión de sus antecesores, aprobó las candidaturas pero le falta la legislación secundaria, que para el caso es como si no le hubieran hecho caso al TEPJF. Esto se los recordó el diputado del Partido del Trabajo, Arsenio Ortega Lozano, que dicho sea de paso es uno de los más productivos.

En la pasada sesión ordinaria, el legislador hizo ver que falta por regular lo referente a las candidaturas independientes, la iniciativa ciudadana y las consultas populares en la legislación secundaria. Dijo que si bien existe otra reforma constitucional en materia político-electoral, pendiente de promulgación y publicación, no debe ser impedimento para atender el tema rezagado.

OTRA OPORTUNIDAD PARA CODHET

Después de que, en una decisión que no se entiende, el Congreso local eligió como ombudsman a quien estaba como encargado de la Codhet tras la renuncia de Bruno del Río, se abre una oportunidad para enmendar ese premio a la ineficiencia.

Se está convocando (y va de nuevo) a la ciudadanía a participar en la integración del primer Consejo Consultivo de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas, en términos de la reforma constitucional del 10 de junio de 2011.

En teoría, habrá una consulta pública porque todo ciudadano que cumpla los requisitos tiene derecho y oportunidad de participar en la renovación de los consejeros de la Codhet, que trabajarán de la mano con el presidente electo, José Martín García.

¿Ahora sí se tomará de veras en cuenta a la sociedad civil? ¿ahora sí se tendrá un consejo consultivo independiente y capaz de contribuir a la defensa de los derechos humanos frente a los abusos del poder? ¿o debemos prepararnos para ver más de lo mismo?Por cierto, el Congreso tiene también otro pendiente en materia de reparación de violaciones a los derechos humanos, el retraso en las reformas a la Ley General de Víctimas.

Transcurre el plazo que se fijó en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación.Debe este Congreso adecuar su legislación e impulsar reformas para que se cumplan los objetivos de esta ley, a favor y apoyo de las víctimas.Vaya que tienen tarea los diputados locales.

Los futuros presidentes municipales.