DE BUENA FUENTE

Día Internacional de la Mujer

El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar acerca de los avances logrados y el largo camino que falta por recorrer. 

“Igualdad para las mujeres: progreso para todos” es el lema este año de la ONU, y nos habla del empoderamiento del género como esencial en el desarrollo económico y social de un país.

Anoche en el programa “El Tema” donde tuve el gusto de intercambiar opiniones con tres damas que admiro, como Lupita Ostos, Bárbara Illoldi y Elvia Holguera, coincidimos en que muchas veces los espacios ahí están, pero en ocasiones la mujer se limita a sí misma.

El género ya no debe auto boicotearse, sino tomar las oportunidades a su alcance, que también hay que decirlo, no siempre llegan solas, hay que buscarlas y pelearlas en el mejor de los sentidos.Y es que si bien es cierto, aún no existe una verdadera igualdad de género en muchos terrenos, tampoco es para pensar que exista una “mano negra” que venga a quitar mujeres de los espacios en los diferentes ámbitos.

Se tiende a pensar que hay consigna para impedir el avance del género, pero no siempre es así. Ciertamente hay mucho de machismo aún y las capacidades de la mujer están siendo desaprovechadas, pero no podemos quedarnos en la quejumbre y en la eterna victimización.Pasar de la lamentación a la acción y que los resultados  hablen por sí solos, le seguirá abriendo puertas a la mujer.Pero también está la otra cara de la moneda. Una realidad que no podemos dejar de voltear a ver.

Hace tiempo, otra mujer muy valiosa como es Elda Mellado, dijo en un foro que ella no festeja el Día Internacional de la Mujer porque se le hace inhumano estar celebrando cuando hay tantos feminicidios en el país y cuando hay niñas que pasan hambre y no tienen acceso a la educación.

“Se me hacen unos polos tan opuestos que en la ciudad estemos festejando, cuando en otras partes de nuestro país hay tantas mujeres que no tienen acceso absolutamente a nada”, apuntaba.

Y hacía ver una realidad innegable: Es injusto que la mujer luche por alcanzar la equidad, cuando es un derecho que tenemos como seres humanos y lo obliga la ley.

¿Tendremos que festejar el Día Internacional de la Mujer, cuando haya una verdadera equidad para todas las mujeres de nuestro país? Hay muchas problemáticas que todavía no se atienden como se debe, ahí está por ejemplo la violencia doméstica, urgen observatorios de violencia intrafamiliar en todo el estado. 

En ese contexto es de reconocer y admirar la labor que desarrolla Claudia Ceja al frente de Belleza Internacional, donde promueve la participación de la mujer que ha sido víctima de maltrato físico o emocional, en un certamen de belleza que viene a levantar su autoestima y reconstruir vidas.

Por otra parte, no olvidemos a la mujer con discapacidad y ahí tenemos a una dama guerrera como Graciela Tristán, del grupo musical Voluntad sin Límites.

Con secuela de polio que la obliga a desplazarse en silla de ruedas, la cantante lamenta que exista tanta insensibilidad hacia ese grupo vulnerable.

En fin, el tema da para mucho, pero por ahora dejamos estas líneas para la reflexión.