DE BUENA FUENTE

Desconfianza social

Reveladores, los resultados del Informe País sobre la Calidad de la Ciudadanía.Muestran una sociedad mexicana muy desconfiada. En la Encuesta Nacional sobre Calidad de la Ciudadanía 2013, un 28% respondió que sí se puede confiar en la mayoría de las personas. 72% dijo que no se puede confiar.Sólo Nuevo León y Sonora superan el promedio nacional.A mayor educación y salario, los ciudadanos tienden a confiar más en otras personas.Además, según el estudio efectuado por el IFE, hoy INE, son menos confiados quienes tienen un tono de piel intermedio, y que son la mayoría, en contraste con los ciudadanos de piel más clara u oscura.

Los de piel intermedia expresaron un nivel de confianza de 24%; los de piel más oscura en 25% y los de piel más clara 27%. En el caso de los hombres, éstos suelen confiar más en otras personas que las mujeres (27% frente a 23%). La confianza interpersonal es importante para el funcionamiento de la democracia.Permite una mayor colaboración entre los ciudadanos y facilita una mayor exigencia hacia sus gobernantes.En general, a nivel nacional el grado de confianza hacia instituciones y organizaciones políticas no supera la mitad de los encuestados.Excepto en tres casos: el Ejército (62%), los maestros (56%) y las iglesias (55%).Los encuestados confían un poco más en el gobierno federal que en el gobierno de su estado y municipio (36% frente 30%). La confianza en los partidos políticos y los diputados está por debajo de 20%; bajó 16 puntos en tres años. La confianza en la autoridad electoral es de 34%.La confianza en el gobierno federal en 2010 llegaba casi a 60%, cayendo más de veinte puntos en 2013 (36%).36% de los encuestados confiaban en la policía en 2010, mientras que en 2013 ese porcentaje cayó 14 puntos.La confianza interpersonal se encuentra relacionada con la confianza en las instituciones.

El nivel de confianza en las instituciones entre las personas que confían en otras es de 41%. Y entre quienes no confían en otros individuos es de 33%.Los mexiquenses, veracruzanos y oaxaqueños son quienes más desconfían de las instituciones políticas.En contraste, los estados que reportaron mayores niveles de confianza fueron Nuevo León y Sonora. En México, el nivel de confianza interpersonal es bajo y también lo es la confianza en instituciones.El Informe País dice que resulta preocupante que los ciudadanos no confíen en nadie.Advierte que esta falta de confianza puede llevar a un cinismo entre el electorado y que dejen de interesarle las elecciones como método de selección de sus representantes. Es preocupante ya que el ciudadano no se relacionará con los gobiernos para resolver problemas.No los verá como entidades que existen para su beneficio.Los bajos niveles de confianza nos dicen que falta mucho por parte de las instituciones para promover relaciones de mutuo beneficio con la ciudadanía.Por cierto… ¿cuántos inocentes más?