Corredor Fronterizo

Desde la ‘nube’

La necesidad en telecomunicaciones es una cobertura amplia pero a bajo costo.

Desde el pasado viernes 16 de enero, AT&T es oficialmente el primer portador de telefonía móvil norteamericano que podrá enlazar redes telefónicas de celulares a ambos lados del Río Bravo. En efecto, MA Bell anunció que ha finalizado su adquisición (2.5 billones de dólares) de Iusacell México de manos del Grupo Salinas.

Pero ésta no es sino la más reciente adquisición de AT&T, cuya estrategia de expansión en Latinoamérica le mantuvo muy activo durante 2014 con intereses específicos en el mercado mexicano. Por un lado logró un acuerdo con NII Holdings, Inc. para adquirir Nextel México por US 1,875 billones, y asimismo AT&T anunció su interés de comprar la empresa de televisión por cable DirecTV, por 67.1 billones con 20 millones de clientes (http://www.streetinsider.com,http://about.att.com/story/att_to_acquire_directv.html).

Sin duda, estas estrategias de adquisición apoyarán los planes de AT&T para generar mejor acceso (desde la nube) y velocidades de internet móvil que pueda poner a disposición del mercado mexicano de telecomunicaciones móviles.

¿INTERNET EN LA "NUBE"?

Pero, ¿qué significa esta estrategia para el usuario mexicano común y corriente? Recordemos que aunque se sigue insistiendo mucho en la importancia de llevar la fibra óptica de las telecomunicaciones a todos los municipios de México porque no puede haber verdadera banda ancha sin fibra óptica, no hay que olvidar que la principal característica demográfica de México son las miles de poblaciones pequeñas y dispersas, en donde la localidad promedio rural cuenta con unos 150 habitantes.

Por ello la necesidad nacional en materia de telecomunicaciones (e internet) es a la vez de una cobertura amplia pero a bajo costo. Ante dicha necesidad, la estrategia actual del gobierno mexicano es apostar a la inclusión de cada vez más proveedores de telecomunicaciones.

De hecho, el gobierno mismo se está proponiendo como uno de ellos. Como un proyecto paralelo y para ampliar la competencia de los servicios de internet, el gobierno se ha propuesto crear su propia red: desde septiembre 2014, el gobierno mexicano recibió de un consorcio respaldado por Alcatel-Lucent y Ericsson una propuesta para construir una red estatal de banda ancha móvil que requeriría una inversión de unos 10 mil millones de dólares en 10 años.

Como resultado, este 26 de enero de 2015 ya se realizaron las pruebas de campo en la ciudad de Acapulco con la tecnología 4G LTE para demostrar el uso y beneficios de esta tecnología para el proyecto Red Compartida, como se denomina la iniciativa para la nueva red nacional de servicios móviles al mayoreo que el gobierno de México lidera en coordinación con el IFT y la Secretaría de Telecomunicaciones (http://analitica.com/noti-tips/alcatel-lucent-y-gobierno-de-mexico-realizan-pruebas-en-la-red-nacional-de-banda-ancha-movil/).

¿Será, querido lector, que estaremos muy pronto usted y yo navegando e internet desde la nube?

BLANCA C. GARCÍA

Profesora-Investigadora de El Colegio de la Frontera Norte