Corredor Fronterizo

¡Gracias, Colectivo Tomate!

La calle de Río Nazas, ubicada en la colonia Altamira, pudiera ser reflejo de los cambios en nuestra ciudad de Monterrey. En una época era el lugar obligado de agentes de tránsito que pedían mordidas, quien con frecuencia transitaba por ahí sabía que debía respetar el límite de 30 kilómetros por hora, no por la zona escolar, sino porque encontraría a agentes de Tránsito que buscarían la mínima excusa para pedir mordida a cambio de no poner una multa. A partir de 2010 poco a poco estos policías fueron apartados por la fuerte presencia del crimen organizado en la región y en la zona.

Repentinamente comenzaron a aparecer en bardas y paredes grafitis con leyendas de CDG, Cártel del Golfo segunda generación o territorio zeta, evidenciando la lucha por el espacio y quienes predominaban en la zona. Si bien durante el día la calle continuó con su tránsito regular, por las noches estaba desolada.

Esas bardas y paredes quedaron igual que Nuevo León, marcadas por uno de nuestros múltiples problemas sociales, pero a diferencia de lo que pudo haber sucedido, que el graffiti de los grupos se quedara hasta que algún vecino lo pintara o el paso del tiempo lo borrara, sucedió algo inesperado: un día de noviembre de 2016 empezaron a surgir hermosos murales en esas paredes que “revelaban” un territorio. Un día una obra, después dos, tres y afortunadamente aparecían nuevas, todas ellas pinturas admirables, llenas de color, con mensajes y sobre todo con un contenido social: recuperar la ciudad a través del arte y brindarnos la oportunidad de conocer la obra y perspectivas de las y los artistas. En definitiva, un ganar en todos los aspectos.

¿Quiénes son estos maravillosos artistas que se han dado a la tarea de embellecer un espacio de mi ciudad? Se trata de un proyecto llamado Ciudad Mural, creado por el Colectivo Tomate y que antes de Monterrey ha sido implementado con gran éxito en diferentes lugares de Puebla, de donde surgen, en Querétaro, la Ciudad de México y en un futuro también en La Paz, Baja California Sur.

Las y los “Tomates” son Paola Suculima de la Concha Zindel, arquitecta de profesión; Donaji Tejeda, maestra en literatura mexicana; Tomás Darío Pérez Vega, maestro en Estudios de Paz, Seguridad, Desarrollo y Transformación de Conflictos; Guillermo Morales Sotomayor, maestro por el Instituto de Estudios Políticos-Sciences Po y Maribel Benítez Ramírez, especialista en temas de género y de prevención del delito con cultura. Además de ellos, hay un grupo de artistas que colaboran en cada una de las convocatorias y cuyo objetivo es embellecer y engrandecer el entorno.

La invitación para la Ciudad Mural Monterrey concluyó en octubre de 2016. Este proyecto trata de un trabajo comunitario de tres meses donde 55 artistas, 12 mujeres y 43 hombres, 20 artistas locales y 35 foráneos (entre los que se encuentran extranjeros de Argentina, República Checa y Francia) involucrarán a 90 familias y utilizarán 618 litros de pintura y 900 aerosoles.

En conjunto con pinturas Comex y el patrocinio de instancias de gobierno, algunas empresas e instituciones educativas de la entidad, el Colectivo Tomate y los artistas invitados pintarán y embellecerán con aproximadamente 100 murales las calles de Río Nazas y Niño Artillero de la colonia Altamira.

Enhorabuena, Colectivo Tomate, por embellecer nuestras ciudades y gracias por mostrarnos que a través del arte podemos recuperar espacios, crear conciencia y redefinir nuestra identidad.


 Participa en distintos proyectos de la Dirección Regional Noreste de El Colegio de la Frontera Norte

Referencias: www.colectivotomate.com


Gabriela Zamora

Profesora-investigadora de El Colegio de la Frontera Norte